fbpx

Dinero y trabajo (I)

Opinión

En tiempos pacíficos es conveniente pensar en las grandes cuestiones con calma, pero en tiempos de crisis se hace necesario y urgente para no equivocarse en lo mismo una y otra vez. La relación entre dinero y trabajo es importante cuando crece el número de personas sin empleo remunerado, y el dinero parece haberse volatilizado a pesar de los avales millonarios que se barajan.

Lo primero será decir que el dinero sin el trabajo, sencillamente, no es nada. Es evidente que los billetes, las monedas son dinero garantizado por algo o alguien, no valen nada si no reflejan algo que no son ellos mismos. Las mismas palabras tienen su valor y muestran esta verdad. Cuando se habla de un valor y se dice pecuniario se hace referencia a pecus, es decir las vacas o el ganado que se ponía como garantía de negocio que se iba a realizar. Cuando se usa el término salario la referencia es a la sal, tan importante en muchos lugares que carecían de ella. Cuando se usa metálico la referencia es a diversos metales tomados como garantía: hierro, plata, oro. La misma palabra negocio es muy significativa, pues es la contracción de las dos latinas negatio y otium -negación del ocio-, modo muy curioso de decir trabajo o actividad creadora y eficaz. Otro término es numerario usado cuando se quiere decir que ese valor cualitativo se puede contar con números, es decir es cuantitativo. El dinero es la única realidad que es cualitativa y cuantitativa al mismo tiempo.

Lo mismo ocurre con la palabra trabajo que viene de tripalium, que era un instrumento de tortura formado por tres palos que inmovilizaban al que lo sufría. Distinto es el término elaboración que viene de alabar y oración o hablar. Lo mismo ocurre con manufactura, hecho con las manos. Podríamos seguir con la enumeración de términos en el complicado mundo económico, pero la misma palabra economía significa en griego gobierno de la casa o ley del hogar.

Con estos apuntes conviene ver la relación entre dinero y trabajo. No se puede decir que unas personas poseen trabajo y otras disponen de dinero. Esa es una visión pobre y poco eficaz. Más bien, se puede decir, que algunos tienen el fruto de un trabajo que se realizó en el pasado y otros tienen capacidad de realizar un trabajo futuro. Entre unos y otros se da un intercambio de trabajo potencial pasado y futuro. Desde este punto de vista se puede comenzar la profundización sobre el problema del trabajo y el dinero. El dinero aparece como una relación entre personas. Si se considera a las personas como números de un colectivo acabará fallando la relación. Si se habla de personas, pero se piensa de individuos que sólo buscan su interés, la cuestión social se aleja del origen y –como los ángulos agudos- los lados irán alejándose aunque comenzaron casi juntos y no se notaba la diferencia.

Dejemos aquí el tema, pero la misma palabra fortuna es desafortunada y se usa poco, salvo para los más ricos, pues indica azar. La rueda de la fortuna o la diosa fortuna no caben en la economía, pues todo lo que parece circunstancial y azaroso tiene causas que se pueden encontrar, pero que, de momento se desconocen. Mejor será usar riqueza o pobreza, pero eso otro día.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.