‘Erotizando’ a los niños: lo que podemos aprender de los padres musulmanes en Gran Bretaña

Publicamos el artículo de John Stonestreet en BreakPoint sobre las tensiones derivadas de los programas de adoctrinamiento sexual escolar en el Reino Unido:

“Lo que sigue no es un escenario hipotético.

Tu hija de cuatro años llega a casa de la escuela y te dice: “Puedo usar la ropa de mi hermano y él puede usar la mía. Puedo cambiar mi nombre por el de un niño”.

Repetimos: este escenario no es hipotético. Es exactamente lo que le sucedió recientemente a la madre británica Mariam Ahmed.

Según el Telegraph, Ahmed inmediatamente preguntó a los padres de otros niños que asisten a la misma escuela. A muchos, según Ahmed, “les había ocurrido lo miso”.

Entonces descubrieron que su escuela de Birmingham, la Parkview Community School, estaba participando en el programa “No Outsiders“. El objetivo del programa es “crear conciencia sobre los problemas LGBTQ+” para niños de 4 a 11 años. “No Outsider” fue lanzado por el director asistente de Parkview Community, Andrew Moffatt, un educador abiertamente gay que ha sido galardonado por el gobierno por sus “servicios a favor de la igualdad y la diversidad en la educación”.

Ahora bien, como se puede adivinar por su nombre, Ahmed es musulmana. De hecho, el alumnado de la escuela comunitaria Parkview es musulmán en un 98%. Y como también se puede adivinar, la mayoría de los padres musulmanes tienen una visión bastante clara sobre este tipo de cosas: creen que tales programas no son realmente acerca de “crear conciencia sobre los problemas LGBTQ+”, sino más bien sobre el “adoctrinamiento sexual” de sus hijos.

Como explicaba Tariq Iqbal, padre de dos niños en Parkview, a la británica iNews:

Mis hijos, sobrinas y sobrinos van por los pasillos de la escuela, oyendo que está bien ser gay o lesbiana. No tenemos un problema con la orientación. Eso es un tema y un debate personal. Pero con lo que no estamos de acuerdo es con la forma en que lo están haciendo con los niños”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Para muchos, como Mohammed Aslam, la edad también es un problema. Aslam informa que su hija, de seis años, llegó a casa de la escuela un día confundida y llorando. “Dijo que le dijeron que los niños pueden tener dos mamás y dos papás”, y que puede usar ropa de niños.

En respuesta, la comunidad musulmana decidió no cruzarse de brazos frente a este adoctrinamiento. Ahmed inició una petición contra el programa ” No Outsiders”. Los padres organizaron una protesta fuera de la escuela, que se ha repetido durante semanas. Un viernes, 600 de las 740 familias de la escuela dejaron a sus hijos en casa.

Ahora otros miembros de otras comunidades se están sumando a la protesta. La Dra. Lisa Nolland, una profesional cristiana, viajó desde Bristol para felicitar a los padres musulmanes por “mostrar el camino” sobre cómo lidiar con el adoctrinamiento. Como Nolland declaró al Telegraph, “Esto no es sobre religión, ni siquiera es sobre padres, es sobre lo que es mejor para los niños… Lo que están haciendo es, literalmente, erotizar el desarrollo infantil. Esto está dañando a los niños. La cantidad de abusos sexuales entre niños es terrible.”

Si bien los padres de Parkview han tenido en cierta medida éxito (la escuela ha suspendido temporalmente el programa), la atención nacional obtenida por las protestas no siempre ha sido favorable.

Por ejemplo, un político musulmán que se puso del lado de los padres y dijo que los estudiantes eran “demasiado jóvenes” para aprender sobre la homosexualidad, “luego se disculpó por sus comentarios y ha sido denunciado formalmente ante el Comité de Normas del Consejo de la Ciudad de Birmingham por el consejero conservador Gareth Moore, que es homosexual”.

Al comentar esta situación, Rod Dreher, ha escrito: “Fíjense que los padres, a pesar de que creen que la homosexualidad es inmoral, no se oponen a un tratamiento de la cuestión en las escuelas adecuada a la edad. A lo que se oponen es a que esta ideología de género sea embutida en la mente de sus jóvenes”.

Esa distinción es crucial. Los musulmanes en Birmingham se dan cuenta de que la sociedad británica acepta la homosexualidad y que sus hijos no pueden evitar enfrentarse a la cuestión. Pero estos padres insisten en que el adoctrinamiento, especialmente a una edad tan temprana, debe detenerse. Los padres de otros lugares pueden aprender de esto y también insistir, con fuerza y educación, en que el gobierno debe dejar de adoctrinar y sexualizar a nuestros hijos.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú