Malos hábitos de los adolescentes: una radiografía de los que aumentan

Crece el consumo de alcohol, tabaco y pornografía entre los menores. El excesivo uso que hacen de internet y las redes sociales también preocupa mucho a los padres, que proponen como solución hacer deporte y salir los fines de semana en familia. ¿Es suficiente?

El consumo desmedido de alcohol entre adolescentes, la mayor preocupación de los padres

¿Qué cuestiones preocupan más a los padres sobre los malos hábitos de sus hijos adolescentes y en qué medida aumentan?, ¿qué soluciones proponen para paliar el excesivo consumo de alcohol, tabaco y pornografía, o el preocupante uso que hacen de internet y las redes sociales?

Contestar a estas preguntas no es tarea fácil. En ese sentido, una radiografía sobre el incremento de los malos hábitos entre los menores, realizada por The Family Watch ( TFW), puede dar algunas pistas.

Entre otras cuestiones, el ‘VI Barómetro de la familia TFW’ muestra que las familias detectan un aumento del consumo de alcohol, tabaco y pornografía entre los menores. También apuntan hacia un excesivo uso de internet y las redes sociales por parte de los adolescentes.

Al mismo tiempo, el estudio, realizado mediante preguntas telefónicas a 600 familias españolas, señala que las principales preocupaciones de los padres frente a los hijos son, por este orden de importancia, el citado consumo de alcohol, el uso que hacen de internet y las redes sociales, y los horarios de salidas de los menores, como se puede ver en este gráfico, reproducido a partir del estudio de TFW.

Menores consumiendo alcohol en exceso, uso y abuso de internet y redes sociales, y los horarios de salidas, lo que más preocupa a los padres

Menores consumiendo alcohol en exceso, uso y abuso de internet y redes sociales, y los horarios de salidas, lo que más preocupa a los padres

Los hábitos que crecen y lo que preocupa a los padres

En el gráfico se puede ver que un 81,5% de las familias consultadas consideran que el consumo de alcohol se ha incrementado entre los menores. El 54,8% apunta a un aumento del consumo de pornografía; y el 51% hacia el de tabaco.

También se puede observar que ese consumo de alcohol es la máxima preocupación de los padres (90,3%), seguido del uso que hacen sus hijos de internet (82,5%), del de las redes sociales (80,5%), y de los horarios de salidas de los menores (77,3%)

Sin embargo, las soluciones que proponen los padres ante toda esta problemática se centra únicamente en ser más estrictos con el uso de internet (82,5%), hacer más planes en familia los fines de semana (69,6%) y realizar prácticas deportivas (54,7%).

Pero, no hay ninguna reflexión sobre el aspecto más interior de los menores o autocrítica desde la perspectiva del trabajo educativo que se debe hacer en el seno de la familia.

La obsesión de los más jóvenes por estar conectados a las redes sociales también preocupa a las familias

La obsesión de los más jóvenes por estar conectados a las redes sociales también preocupa a las familias

Abuso de internet y redes sociales

El estudio pregunta también a las familias sobre los problemas que ocasiona el uso y abuso de internet y las redes sociales; y sobre la actuación de los padres al respecto.

Como se ve en este otro gráfico, un 85,3% considera que internet y las redes sociales “permiten mayor acoso anónimo”; un 80,8% que “disminuyen el respeto a la intimidad de los demás”; un 74,3% que “sexualizan en exceso las relaciones entre menores; y un 62,2% que “descargar películas o canciones ilegalmente es como robarlas”.

Lo que más preocupa a los padres respecto a internet y las redes sociales es que permiten mayor acoso anónimo

Lo que más preocupa a los padres respecto a internet y las redes sociales es que permiten mayor acoso anónimo

Para combatir esta problemática, los padres proponen actuar de la siguiente manera: un 97,2%, “estar más atentos al ciberacoso”; un 96,5%, “velar por la intimidad de sus hijos en las redes sociales”; un 94,3%, “controlar más el acceso a internet en el hogar”; y un 93%, “limitar más el uso del móvil a sus hijos menores de edad”. Y el 81,7% propone el “uso de filtros como medida de seguridad en internet”.

El gráfico también muestra que la edad media de compra del móvil a los hijos es a los 14,8 años.

Por otra parte, un 48% de los encuestados considera que hay “poco reconocimiento público de la familia”; un 23% dice que “nada”; y un 18,3% que “bastante”.

Concienciar sobre el papel de la familia

Ante este escenario, María José Olesti, directora general de TFW, advierte de que “sin duda, es necesaria una concienciación sobre el fundamental papel de la familia en nuestro país. Las cada vez más frecuentes noticias de casos de comas etílicos nos tienen que hacer reflexionar sobre cómo estamos educando a nuestros menores”.

“Si no educamos en valores, si familia y escuela no van en la misma línea, los casos no dejarán de crecer. Las familias cada vez más están preocupadas, como lo refleja este estudio y siguen demandando un mayor reconocimiento por parte de las instituciones, pero desde las mismas se debe hacer una apuesta más valiente”, considera.

La natalidad, “una situación de emergencia”

Por otro lado, The Family Watch advierte de que “estamos en una situación de emergencia nacional en lo que a términos demográficos se refiere. Es necesaria una política de apoyo a la maternidad”.

“Es llamativo que en la encuesta un 72,7% de los encuestados no quieran tener hijos o aumentar su familia. Esto se debe, entre otras razones, a la falta de apoyo público. Somos uno de los países que menos ayudas tiene para la natalidad. Pero para cambiar esto no sólo se deben dar ayudas, sino que tiene que existir un mayor reconocimiento y valoración por parte de la sociedad por los que apuestan por la familia”, concluye.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>