fbpx

La Fundación del cantante Bono de U2 destina menos del 1,5% de las donaciones a combatir la pobreza

El cantante Bono líder del grupo irlandés U2 es uno de los punta de lanza en cuando a famosos que se posicionan en favor de la solidaridad. Sin embargo, una reciente investigación del New York Post revela que su fundación ONE, a través de la cual canaliza las donaciones que recibe supuestamente para ayuda internacional, ha dedicado menos del 1,5% de sus ingresos a fines benéficos.

La fundación contaba con 15 millones de dólares provenientes de donaciones públicas en 2008. De esa bolsa se derivaron 8 millones de dólares a salarios y el resto fue destinado a campañas de publicidad, que incluyeron, entre otros gastos, cajas de costosos regalos entregados personalmente a las salas de redacción con el propósito de influir en la cobertura de la cumbre de la ONU.
La investigación del New York Post ha concluido que más que una organización benéfica, la fundación ONE, propiedad de Bono, es una gran plataforma de publicidad para el cantante. La mayoría de sus fondos están destinados a campañas que buscan obtener a su vez nuevas donaciones.
Un escándalo que ha salpicado a la ONU
La polémica suscitada a partir de la investigación del diario estadounidense, trastocaron el mensaje previsto para una cumbre sobre políticas de desarrollo de la ONU, lo cual reflejó la creciente desconexión entre la retórica y los resultados en materia de desarrollo.
La estrella de rock Bono, viola así su propia petición de mayor transparencia y responsabilidad tal y como expresó en una columna para el New York Times.
Entretanto, la crítica de las políticas de la ONU se originó en una fuente sorpresiva: Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud. Echando por tierra los comentarios preparados para una reunión patrocinada por los principales organismos de la ONU, Chan advirtió que la comunidad donante internacional no aprendió de las lecciones del pasado al ocuparse de los países en desarrollo. “Debemos dejar de ser arrogantes y decir lo que se debe hacer”, afirmó.
Los países donantes imponen con demasiada frecuencia su propia agenda, lo cual lleva a una falta de pertenencia por parte de los receptores. “Si un país no es dueño del plan, carece de motivación para cumplirlo”, aseguró Chan.
Uno de los temas dominantes en la Cumbre de la ONU fue la inversión de nuevos fondos para el desarrollo. El Secretario General Ban ki-Moon declaró que los organismos necesitan 169 mil millones de dólares para salvar las vidas de más de 15 millones de mujeres y niños mediante el mejoramiento del acceso a la atención de la salud. Durante una reunión se anunció que se prometieron 40 mil millones de dólares del sector público y privado para la iniciativa, aunque los críticos dijeron que el total reciclaba al menos la mitad del dinero de antiguos compromisos.
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.