fbpx

Pequeña Miss Sunshine‘: familia estructurada sólo en apariencia

Cultura
Esta película nos cuenta en tono irónico los entresijos de los Hoover, una típica “familia feliz americana”, rompiendo todos los esquemas con una aguda crítica social que, a pesar de todo, resulta muy divertida.
Divorcio, bancarrota y suicidio son sólo algunos ingredientes de una de las familias más extrañas de Estados Unidos.
 
El feliz matrimonio tiene dos hijos, y además acoge al tío Frank y al abuelo. Hasta aquí todo bien, si no fuera porque el tío es un homosexual que ha intentado suicidarse y el abuelo se esconde para esnifar cocaína.
 
Por su parte, el hijo reniega de todos y no articula palabra desde hace meses y la niña está entusiasmado con presentarse al concurso de Miss Sunshine.

Este es el retrato familiar que nos presenta una película llena de situaciones surrealistas, con todas las condiciones para tener éxito y ser feliz, pero sólo en apariencia… Una familia estructurada sólo en apariencia, al borde de la crisis y donde todos están un poco locos. En medio de este caos, la hija pequeña es la que mejor mantiene la inocencia y la ilusión. Tanto que arrastra a toda la familia a emprender un largo viaje a California, donde quiere presentarse al concurso de pequeña Miss Sunshine.
Durante el viaje tienen todo tipo de altercados que les obligan a convivir, a enfrentarse a sí mismos y relacionarse con el resto de la familia de un modo inusual. Cada uno conoce las inquietudes del otro, las motivaciones, los miedos y la filosofía de vida, incluso de la muerte. La competitividad deja paso a la comprensión, y el egoísmo a la solidaridad, tratando de mantener siempre la máxima de “lo importante es que somos una familia y nos queremos”.
Así discurre un viaje familiar que deja al descubierto que los esquemas mentales y sociales de “triunfador y fracasado” no se ajustan a las inquietudes de las personas. Una viaje que rompe moldes y derriba muchos mitos con un tono sarcástico y lleno de situaciones que rozan lo ridículo y provocan carcajadas, como el hecho de tener que empujar todos juntos la furgoneta cada vez que quieren arrancar.
Sin embargo, rotos los mitos y los prejuicios, queda de manifiesto que no hay nada más sólido y más divertido que una familia sana. Esta es la propuesta americana con más papeletas para ganar festivales como el de San Sebastián, donde se presenta este año.

Publicado originalmente en Pantalla 90
 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.