inicio
  Viernes, 31 de octubre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos   74 votos
30/11/2009 - Sociedad
Las consecuencias del consumo de pornografía en Internet
Diferentes expertos señalan hasta 17 daños, efectos secundarios o amenazas por la adicción al sexo en la red, sobre todo para los más jóvenes
Un peligro para niños y adolescentes: el 35% de páginas de la red en 2008 eran pornográficas
Jorge Enrique Mújica, LC

Un estudio de Optenet refiere que el 35% de las páginas web existentes, al menos hasta diciembre de 2008, son pornográficas. Un artículo publicado en la versión digital de Diario Uno, Argentina, reportaba 95,6 millones de páginas web dedicadas a la pornografía (cf. Cibersexo en 95,6 millones de páginas web, 01.09.2009).

 

Hasta antes de Internet la pornografía tenía más difícil la entrada a los hogares. Además costaba. Ahora basta una conexión a la red. Según un estudio de la Universidad de New Hampshire, del año 2007, en Estados Unidos cada mes hay más de 35 millones de visitas a páginas pornográficas.

 

A inicios de diciembre de 2008, LibertadDigital.com reportó que la palabra ‘sexo’, en los buscadores de Yahoo.com, había sido uno de los tres términos más buscados durante ese año.

 

La facilidad para acceder a portales con esos contenidos supera la mera consideración teórica de cuestiones éticas; al constatar las consecuencias emocionales, psicológicas, físicas y relacionales de quienes caen en las redes de la pornografía, no se puede permanecer indiferente. Esto se acentúa todavía más en el caso concreto del ambiente familiar, y todo lo que ese ambiente supone y representa.

 

Consecuencias

 

Un artículo de John Flynn, L.C., para la agencia de noticias Zenit recogía las conclusiones a las que el libro de Jill. C. Manning (¿Cuál es el gran negocio de la pornografía? Una guía para le generación de Internet) llegaba en el tema de los daños que la pornografía produce. Estos son:

 

1. Se trata de algo potencialmente adictivo. Como tal puede obstaculizar la capacidad de una persona para tomar decisiones claras.

 

2. Puede distorsionar poderosamente la visión de una persona sobre cuerpos, relaciones y sexualidad.

 

3. Lleva a la gente a cosificar a los demás, viéndolos como juguetes sexuales que existe sólo para su propia satisfacción.

 

4. Debido a su influencia distorsionadora mina las oportunidades de los jóvenes de tener seguridad en sí mismo, ser felices y crear relaciones duraderas en el futuro.

 

5. Afecta por tanto su capacidad de ver la vida de forma verdadera, provechosa y sana.

 

Y agregaba Flynn otros efectos secundarios que Manning recoge también en su libro:

 

1. Disminución de la sensibilidad hacia las mujeres, mostrando más agresiones, rudeza y falta de respeto.

 

2. Disminución del deseo de tener hijos y formar una familia.

 

3. Aumento del riesgo de tener dificultades en las relaciones íntimas.

 

4. Aumento del riesgo de abusar sexualmente de los demás.

 

5. Aumento del riesgo de recibir información incorrecta sobre la sexualidad humana.

 

6. Aumento del riesgo de insatisfacción sexual con el/la futuro/a esposo/a.

 

7. Aumento del riesgo de divorcio una vez casado.

 

Manning también fustigaba una de las “mayores mentiras de la venta de pornografía”, el argumento de que verla ayudará a los jóvenes a comprender la sexualidad y tener más confianza. De hecho, añadía, “los consumidores de pornografía tienen más inseguridades ante los miembros del otro sexo y más dificultad para desarrollar relaciones cercanas” (cf. zenit, ¿Limpiar internet de pornografía?, 25.01.2009).

 

Otro especialista, Robert Peters, presidente de Morality in Media, ponía de manifiesto un mal social que también se desprende de la pornografía: el tráfico de mujeres.

 

Sobre ese punto refirió en una conferencia en el Kings College de Nueva York, el pasado mes de enero de 2009: "No todas estas mujeres son pagadas. Algunas (tal vez muchas) son forzadas. Y cuando los adolescentes y los adultos buscan este abominable material, ayudamos a crear el mercado que asegura que se hará más de esto".

 

Focalizando los efectos perniciosos de la relación matrimonio-pornografía, Peters explicó que suele "ser el esposo quien es adicto a la pornografía. Esta adicción puede afectar negativamente (destruir) el matrimonio de muchas maneras: el esposo puede perder el interés sexual en su esposa, o actuar sus fantasías alimentadas por la pornografía con su cónyuge, o en vez de ella con una prostituta. Puede gastar decenas de miles de dólares alimentando su adicción. Incluso si la adicción no destruye el matrimonio, puede causarle al cónyuge inocente mucho dolor".

 

Y también matizó que la pornografía aleja a los jóvenes del matrimonio pues “muchos jóvenes adultos prefieren la masturbación delante de una computadora en vez de pasar tiempo con una mujer”.

 

Meses más tarde, en septiembre de 2009, el Morality in Media, de Robert Peters, publicó un estudio titulado How Adult Pornography Contributes To Sexual Exploitation of Children (Cómo contribuye la pornografía adulta a la explotación sexual de niños). El informe ponía de manifiesto la amenaza que la pornografía supone para los niños. ¿Por qué específicamente?

 

John Flynn, L.C., resumía los puntos en otro artículo publicado por la agencia Zenit (cf. La amenaza a los niños de la pornografía, 25.11.2009):

 

1. Los delincuentes utilizan pornografía adulta para preparar a sus víctimas.

 

2. Para muchos delincuentes hay una progresión desde ver pornografía adulta hasta ver pornografía infantil.

 

3. Los hombres actúan con las niñas prostitutas como ven en la pornografía adulta, y los chulos usan pornografía adulta para instruir a las niñas prostitutas.

 

4. Los niños imitan con otros niños el comportamiento que ven en la pornografía adulta.

 

5. La adicción a la pornografía de adultos destruye matrimonios, y los hijos en los hogares con un solo progenitor corren más riesgo de sufrir explotación sexual.

 

Cotos a la pornografía en Internet

 

Ciertamente, las medidas que se están tomando para poner cerco a la pornografía en Internet en diversos países del mundo son alentadoras.

 

A mediados de junio de 2008 el fiscal general del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó un acuerdo con los tres principales proveedores de Internet en Estados Unidos (Verizon, Sprint y Time Warner Cable) para aplicar un filtro que impida el acceso a portales de pornografía infantil.

 

Según International Herald Tribune (cf. U.S. ISPs agree to block Access to child porn, 12.06.2008), se logró llegar a este acuerdo después de que agentes de la fiscalía se hicieran pasar por clientes de esas empresas. En principio las empresas decían negar el acceso a ese tipo de contenidos, pero efectivamente no lo hacían. Los ‘clientes’ denunciaron el hecho, no se les prestó atención en un inicio, pero cuando se les presentaron pruebas y se les amenazó de acusarlas de fraude, estuvieron prontas a colaborar.

 

Desde diciembre de 2008, YouTube.com ‘endureció’ su política de publicación de videos con contenido erótico (material explícitamente pornográfico no se puede publicar). En palabras de Scott Rubin, portavoz del portal de videos, a The New York Times, “lo que ocurre es que siempre estamos buscando maneras de mejorar la experiencia en YouTube”.

 

En otra parte del mundo, en Indonesia, el gobierno aprobó el bloqueo general a páginas pornográficas. Esta medida era uno de los puntos de la penalización por la producción y acceso a este tipo de contenidos en Internet. Irán y China también tienen filtros nacionales para bloquear el acceso de sus ciudadanos a material pornográfico.

 

Noticias relacionadas:

 

La FIFA a favor del proxenetismo

 

Miró i Ardèvol: “Sin tráfico de mujeres no habría prostitución”

 

Cuando Internet y la televisión se convierten en un riesgo para los niños

 

Cuando se expone a los niños y jóvenes a la sexualidad y a la violencia

 

Hay cien mil webs con "porno infantil", el doble que hace diez años

 

Internet: su origen, su desarrollo y sus retos

 

20 años de la world wide web

 

Davide, un sistema que protege a los niños mientras navegan en Internet

 

Crece el porno infantil: las investigaciones de la Fiscalía aumentan un 150% en dos años

 

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos   74 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC