La tasa española de feminicidios crece pero sigue muy por debajo de la media europea

El pasado mes de abril nueve mujeres murieron en España a manos de su pareja y, en lo que llevamos de año, se han producido un total de …

El pasado mes de abril nueve mujeres murieron en España a manos de su pareja y, en lo que llevamos de año, se han producido un total de 23 feminicidios. De esta manera, los índices de feminicidios vuelven a las peores cifras de su historia.

Sin embargo, “España sigue estando entre los países que tienen una menor tasa de feminicidios a escala internacional”. De hecho, mientras la tasa española de feminicidios de pareja fue de 2,81 por millón de mujeres mayores de 14 años (2006), la media europea fue de 3,94.

De hecho, los datos estadísticos “ponen en cuestión lo que quizá no sean más que mitos”, es decir que “mueren más mujeres de forma violenta en Finlandia que en España”. En otros países como Austria, Francia, Inglaterra, Noruega o Italia también mueren muchas más mujeres a manos de su pareja que en territorio español.

Así lo constata el III Informe Internacional Violencia contra la mujer en las relaciones de pareja. Estadísticas y Legislación, elaborado por el Instituto de Estudios sobre Violencia Centro Reina Sofía de la Universidad Internacional Valenciana (UIV).

El estudio, presentado el pasado 30 de abril, realiza una comparativa entre los años 2000 y 2006 de la situación internacional en esta materia y es el resultado de contactos con una red de más de 300 instituciones en alrededor de 70 países que han colaborado en el informe, de los cuales 44 han proporcionado cifras de asesinatos de mujeres en general, 40 han dado cifras de muertes en el ámbito familiar y 35 las han suministrado sobre asesinatos cometidos por la pareja o ex pareja.

Muy por debajo de la media

Como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del informe del Centro Reina Sofía, la tasa española de feminicidios (2,81) según los datos de 2006 está muy por debajo de la media en Europa (3,94).

Además, en contra de lo que se podría pensar, los países nórdicos, al igual que otros países vecinos, superan de largo a España en muertes de mujeres a manos de su pareja.


Así, Chipre encabeza este preocupante ranking, con una tasa de 12,37 feminicidios de pareja por cada millón de mujeres mayores de 14 años. Por detrás están Austria (9,40), Finlandia (9,35) o República Checa (8,15).

También Francia (5,22), Luxemburgo (5,09) o Inglaterra y Gales (4,20) están por encima de la media, mientras que, ya por debajo de esa media, Noruega (3,67), Italia (3,66) y Eslovenia (3,39) también tienen tasas más altas que España. Cabe destacar la tasa de Irlanda (0,59), entre las más bajas del ranking.

Crecen los feminicidios

Asimismo, el estudio, que se puede consultar íntegro en el documento adjunto a esta información, constata que las muertes de mujeres a manos de sus parejas “crecieron en España casi un 16% entre el año 2000 y el 2006”, exactamente un 15,16%.

El incremento de este tipo de asesinatos en nuestro país es tan sólo superado por países como Colombia y Chipre”, añade el estudio. Por el contrario, los países que han registrado un mayor descenso en este mismo período de tiempo fueron Irlanda (70,65%), Australia (68,34%) y Hungría (62,91%).

El mismo Centro Reina Sofía ya había advertido del aumento de feminicidios en España en un anterior informe publicado el pasado mes de marzo, en el que se destacaba que, en términos absolutos, entre 2000 y 2009 hubo un incremento del 17,65%.

“Sesgar la visión de la realidad”

Por otra parte, José Sanmartín Espulgues, catedrático de Filosofía de la Ciencia y director de la Universidad Internacional Valenciana, analiza en el estudio la aparente paradoja de que “España es un país que ocupa uno de los lugares más bajos en el ranking internacional sobre violencia en general y sobre violencia contra la mujer en particular”.

De forma global, es decir contemplando todas las muertes violentas femeninas, “anualmente siete mujeres por cada millón de mujeres han sido asesinadas en España entre 2000 y 2006. En Europa, casi el doble; en América, cinco veces más”, señala.

Sanmartín concreta que, con respecto a feminicidios cometidos por la pareja o ex pareja, en el mismo período de tiempo han muerto en España casi tres por cada millón de mujeres, mientras que en Europa fueron cinco y en América ocho.

El director de la UIV se pregunta, “si esto es así, ¿por qué la percepción de este problema en la sociedad española es casi como si estuviéramos en una guerra abierta?”.

Una de las respuestas viene de la mano de la televisión, que “socializa (‘cultiva’) a los públicos en la implantación de valores comunes, una visión o percepción común del mundo”.

“Los medios de comunicación no sólo pueden inducir imitación o insensibilización ante la violencia real, sino también –y sobre todo- lo que pueden hacer es sesgar la visión de la realidad, haciendo que se perciba, por ejemplo, más violenta de lo que ya es de por sí”, añade.

Estereotipos sexistas falsos

Pero, “a veces, tener una percepción social de que algo es peor de lo que es […] en lugar de tener efectos negativos, puede tenerlos positivos. En concreto, en este caso puede contribuir no a insensibilizar, sino a incrementar la sensibilidad y la consiguiente intolerancia ante la violencia contra la mujer”, continúa.

Ahora bien, “como casi todo en la vida, ésta es una herramienta de doble filo […] Quizá también de lugar a lo contrario: a un cierto hartazgo social o, lo que es peor, a que, desde la situación de alarma que se vive, se exijan más y más medidas de interior (más policía) frente a otro tipo de acciones (educación, sobre todo) de efectos más lentos”, matiza.

En cualquier caso, los datos estadísticos “ponen en cuestión lo que quizá no hayan sido más que mitos, por ejemplo, que el sur de Europa es más violento que el Norte”.

“Lo bien cierto, sin embargo, es que mueren más mujeres de forma violenta en Finlandia que en España”, resalta.

Así, “la hipótesis de que los feminicidios se explican sólo a partir de la asunción de estereotipos rígidos de masculinidad y feminidad a través de una educación sexista no parece quedar plenamente corroborada por los datos ofrecidos”, concluye José Sanmartín.

Las conclusiones de este experto cobran un especial relieve en el caso de España, donde para proteger a las víctimas de la llamada ‘violencia de género’ se dictan proporcionalmente más del triple de órdenes de protección que en la UE-27.

Noticias relacionadas:

Los índices de feminicidios vuelven a las peores cifras de su historia

Violencia doméstica en España: 15 mujeres asesinadas en lo que llevamos de 2010; en los últimos diez años, 644

Violencia machista: las órdenes de protección en España, sobredimensionadas

Desciende el número de feminicidios en los siete primeros meses del año

Diciembre negro: 11 mujeres asesinadas por su pareja

Hazte socio

También te puede gustar

5 Comments

  1. 1
  2. 4

    Lo que es más, al parecer darle más presencia en los medios a este problema de la que enrelaida tiene ha incrementado en lugar de disminuir el número de femicidio. La sobreexposición de los medios a este tipo de cosas pueden tener el efecto contrario que es el de insesibilización por saturación.

  3. 5

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>