Prostitución masculina: Un 98 por ciento de la demanda es homosexual

La prostitución masculina tiene una demanda exclusivamente gay, según un estudio realizado por Ámbit Prevenció, una organización que trabaja en la pre…

fichero_2131_20050124.jpg

La prostitución masculina tiene una demanda exclusivamente gay, según un estudio realizado por Ámbit Prevenció, una organización que trabaja en la prevención de enfermedades derivadas del ejercicio de esta profesión en Barcelona. Aunque los servicios sexuales masculinos tienden a dejar la calle y a hacerse más “elitistas”, se detecta un aumento de esta actividad marginal callejera debido en gran parte al aumento de inmigrantes sin documentación, mientras proliferan pisos y saunas donde se practican estos servicios. Barcelona se sitúa en primera línea de la prostitución homosexual por la promoción que se hace en el extranjero de la capital catalana como “paraíso” gay.

Según este estudio, las mujeres apenas recurren al sexo de pago con hombres y los prostitutos de la ciudad, en un 98 por ciento, trabajan para clientes gays o para hombres que buscan por un día una relación homosexual. A diferencia de otros tiempos, la prostitución masculina gana adeptos entre un nivel sociocultural medio-alto y una media de edad que oscila entre los 35 y los 50 años. “Su sexualidad es compleja y a veces morbosa. En la mayoría de los casos exigen un alto grado de entrega a los trabajadores del sexo”, constata el informe de Ámbit Prevenció, que se realizó en el 2000 basándose en decenas de entrevistas personales y que es el único que existe sobre la prostitución masculina en Barcelona.

Los “chaperos”, a la baja

A diferencia de lo que ocurre con las prostitutas, los hombres que prestan servicios sexuales a cambio de dinero no tienen una estructura estable en las calles. “En la calle siempre habrá contactos, pero en estos momentos no hay puntos fijos, como había llegado a pasar hace tan sólo cuatro años”, explica uno de los educadores de la organización que ha elaborado el informe. El experto, que visita diariamente a los trabajadores sexuales de la Ciudad Condal, asegura que los chaperos de toda la vida prácticamente han desaparecido de las calles y que la prostitución masculina tiende a ser un mundo cada vez “menos marginal”.

A pesar de constatar que los prostitutos que trabajaban en puntos fijos de las calles tienden a desaparecer, el informe también alerta de que hay un cierto incremento de la prostitución masculina marginal y callejera en determinadas zonas de Barcelona, sobre todo en Ciutat Vella y en las Ramblas. Jóvenes desarraigados, la mayoría inmigrantes ilegales, que rondan de bar en bar para encontrar clientela y un medio para sobrevivir.

Barcelona, la ciudad gay de Europa

El informe insiste en la sofisticación del ejercicio de la prostitución entre hombres y, además del incremento de saunas y pisos dedicados a esta actividad, bien sean particulares o regentados por un empresario, los trabajadores sexuales masculinos también realizan sus contactos en sex shops y en locales de ambiente, aunque muchas veces estos contactos son gratuitos. Especialmente preocupante es el caso de Barcelona, donde los prostitutos se anuncian en la mayoría de diarios y revistas especializadas, que muestra un notable aumento de la prostitución masculina debido principalmente a la promoción, a veces incluso con el beneplácito institucional, que de la ciudad se hace como lugar de ocio turístico gay y que ya es reconocida en toda Europa.

El prototipo de prostituto de Barcelona es, según Ámbit Prevenció, el de un hombre joven que cuida su imagen, se hace tratamientos estéticos y va al gimnasio. “Tener una buena imagen es básico para conseguir clientes”, explica el educador consultado, que también afirma que actualmente hay mucha competencia y que “están gustando mucho los chicos de color”. El 83 por ciento son menores de 30 años y el 6 por ciento tienen menos de 20 años. Sólo un 13 por ciento de los trabajadores sexuales se declara homosexual. Un 54 por ciento son bisexuales y el 33 por ciento heterosexuales.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>