fbpx

Abortar es matar a tus hijos (Susana Moreno)

Hace tiempo que se discute sobre si la mujer embarazada tiene un ser vivo dentro o un ser humano, desde el primer momento o al cabo de las semanas. Sin embargo, la ciencia sólo tiene una opinión: desde el momento de la concepción existe un ser humano único, como no ha existido nunca antes ni lo hará después. Esto se debe a la combinación de genes que recibe de su padre y su madre.

Por tanto, la mujer que aborta no solo está matando a un ser humano único, sino que indudablemente está matando a su hijo, ya que la mitad de sus caracteres genéticos son maternos. Esto significa que la futura persona podría tener la nariz de su madre, el hoyuelo de su padre y tal vez la simpatía de su tía materna. Eso es algo que nunca se llegará a saber si no nace. Pero es que además podría ser por su parte el nieto, la madre o padre de otras personas, la pareja de alguien, el amigo íntimo, el compañero que alguien nunca tendrá.

De modo que la mujer que aborta no sólo está matando a su hijo, sino que está privando a la humanidad de una riqueza genética, de alguien que podría ser útil a la sociedad, del origen de una gran familia, de un médico, o un estadista con las respuestas que el mundo necesita. O simplemente de alguien que haría este mundo un poco mejor, y sobre todo el de sus padres. Como un regalo único que nadie podrá sustituir para toda la vida, sólo a cambio de renunciar a una tranquilidad momentánea que sale demasiado cara.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.