El aborto en Argentina (Juan García)

La nueva ley argentina sobre el aborto promulgada el pasado el mes de diciembre es un nuevo tipo de ley. Promovida por la industria mundial del aborto, defiende el aborto como un derecho humano que reemplaza a todos los demás derechos y consagra la ideología de género como ley.

La nueva ley de Argentina no sólo no criminaliza el aborto. Proclama el aborto a petición en las primeras 14 semanas de embarazo, como derecho humano internacional. Se refiere a “personas gestantes” en vez de mujeres embarazadas. Bajo la nueva ley, niñas tan jóvenes como de 13 años, podrán conseguir abortar sin el consentimiento paterno.

Bajo la nueva ley, los médicos y enfermeras no podrán oponerse a realizar abortos cuando el aborto “sea necesario para salvar la vida de la embarazada”. Les será prohibido también intentar disuadir de abortar, a las mujeres, y se verán obligados a atenerse a los abortos en todos los casos.

La nueva ley tiene un decisivo componente internacional.

Cita los tratados internacionales sobre derechos humanos y hace el sistema de Salud de Argentina servidor de la Organización Mundial de la Salud.

Pide a todos los profesionales médicos de Argentina, el seguir las directrices de la Organización Mundial de la Salud en cuanto se refiere al aborto.

La ley de Argentina, de la que se alegran los activistas abortistas, como pudo verse en imágenes difundidas por todo el planeta, no es la clase de ley del aborto, que es común en gran parte del mundo.

Muchos países castigan el aborto, y simplemente lo despenalizan, cuando es llevado a cabo en las etapas iniciales de la gestación o en otras circunstancias muy expresas. Así es el tipo de ley que la mayoría de países europeos adoptaron el siglo pasado, y que fue copiado entonces hasta tiempos recientes por todo el mundo.

La legislación sobre el aborto en Argentina forma parte de una nueva generación de leyes más atrevidas, como la ley recientemente aprobada en Nueva Zelanda que permite el aborto a petición por cualquier razón durante todo el período de gestación. Estas nuevas leyes comúnmente van más allá de permitir abortar a petición en las primeras 12 semanas, amplían a menores el permiso de abortar, recortan la objeción de conciencia, y exigen al gobierno que garantice el pago del coste del aborto en todos los establecimientos sanitarios.

Pide a todos los profesionales médicos de Argentina, el seguir las directrices de la Organización Mundial de la Salud en cuanto se refiere al aborto Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú