fbpx

Asia en «confinamiento climático»

COMPARTIR EN REDES

Bajo el fenómeno de olas de calor, el «confinamiento climático» está impactando duramente a países como Filipinas, Bangladesh y Tailandia. Este término impone normas a la población. La situación causada por altas temperaturas ha forzado el cierre de escuelas y alterado la vida diaria de sus habitantes.

Medidas gubernamentales

Según relatan con detalle los medios locales en Bangladesh y Tailandia, las temperaturas superan los 50 grados Celsius. En Manila, por ejemplo, se han instalado duchas portátiles para los niños que han sido privados de clases debido a las condiciones extremas. Por ello, el gobierno ha tomado medidas drásticas, cerrando escuelas y obligando a las personas quedarse en sus hogares para protegerse del calor aplastante.

Según expertos de World Weather Attribution, estas olas de calor son cada vez más frecuentes y severas debido al cambio climático. Han observado un aumento significativo en la intensidad y la frecuencia de estos eventos, que amenazan a trabajadores, agricultores y otras poblaciones vulnerables. Las condiciones son especialmente duras para aquellos que trabajan al aire libre, como los constructores, conductores y agricultores, cuya salud y seguridad se ven gravemente comprometidas por el calor extremo.

El escenario ha llevado a la implementación de estrategias de «confinamiento climático» para limitar las actividades al aire libre.

Ante estos fenómenos los expertos sugieren estrategias como descansos programados, horarios de vida al aire libre, coartando la libertad y el apego al sentido común del ciudadano.

Además, el gobierno asiático incide en que es necesaria una acción más amplia a nivel gubernamental y comunitario, que incluya regulaciones obligatorias para proteger a los ciudadanos.

Concepto de «confinamiento climático»

Bajo el concepto de «confinamiento climático» subyacen medidas restrictivas similares a las implementadas durante la pandemia del coronavirus.

Algunos defensores de la regulación de la población en favor del cambio climático consideran que el experimento del 2020 fue positivo en términos ambientales y abogan por la implementación de «confinamientos climáticos» como una solución para reducir las emisiones de manera drástica y mejorar el medio ambiente.

Coartar la libertad del ciudadano en nombre del cambio climático es un tema muy preocupante porque impone restricciones significativas a las libertades individuales y afecta negativamente la calidad de vida. Las medidas extremas, como los «confinamientos climáticos», limitan la capacidad de las personas para disfrutar de sus derechos básicos. Además, estas acciones pueden tener impactos desproporcionados en los grupos vulnerables. La gravedad del asunto de lo que se está viviendo en Asia reside en la  imposición coercitiva de políticas restrictivas sin alternativas viables.

Coartar la libertad del ciudadano en nombre del cambio climático es un tema muy preocupante porque impone restricciones significativas a las libertades individuales y afecta negativamente la calidad de vida. Clic para tuitear

¿Te ha gustado el artículo?

Ayúdanos con 1€ para seguir haciendo noticias como esta

Donar 1€
NOTICIAS RELACIONADAS

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.