Bielorrusia será el nuevo peón (Jesús Martínez)

Bielorrusia

Todas las iglesias cristianas en Bielorrusia han salido a la calle para pedir públicamente el cese de la violencia, pero los gestos de la Iglesia católica han sido especialmente elocuentes a la hora de denunciar la represión.

Esto, parece que ha disgustado enormemente al Gobierno, que ha decidido impedir que el Arzobispo de Minsk regrese al país tras haber estado unos días en Polonia. La defensa que ha hecho de los presos, así como sus peticiones de transparencia electoral, no han gustado a Lukashenko, que no quiere voces incómodas y libres en el interior del país.

Mientras tanto, Putin deja que el país siga ardiendo. Sabe que Rusia es el único valedor del último déspota de la era comunista, e intervendrá cuando lo considere oportuno. Lo hizo en Georgia y en Ucrania. Bielorrusia será su nuevo peón.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú