La desigualdad social en España, “desbocada”

La desigualdad se desbocó en España durante la última crisis y no se ha conseguido controlar”. Con estas palabras inicia Oxfam Intermón su estudio ‘Desigualdad 1 – Igualdad de oportunidades 0‘. La inmovilidad social y la condena de la pobreza”, hecho público el pasado 21 de enero, en el marco del llamado ‘Foro de Davos’.

El informe advierte de que “nuestro país sigue siendo el cuarto más desigual de la UE, y ni el empleo ni la protección social han logrado la reducción de la pobreza y la redistribución de ingresos”.

De hecho, una muestra de ese incremento de desigualdad social es que “uno de cada seis hogares de clase media cayó en la pobreza durante la crisis y no ha salido de ella pese a la recuperación”. Así, en 2017 “aumentaron en 16.500 los hogares en los que no entró ningún tipo de ingreso, alcanzando los 617.000”, cita el informe.

Al mismo tiempo, el crecimiento económico ha beneficiado de forma desproporcionada a las rentas altas y “los ultramillonarios aumentaron en un 4%”, llegando a la cifra récord de 1.690 personas”, añade.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

De esta manera, “la pobreza se ha convertido en una trampa de la que se hace complicado salir”, sentencia el estudio. Tanto es así que “niños y niñas heredan en mayor grado tanto la riqueza como la pobreza de sus madres y padres, lo que hace imposible que disfruten de derechos y oportunidades en igualdad de condiciones”, concluye en su introducción.

Cabe recordar que, en octubre del año pasado, un informe del indicador AROPE ya advertía de que más de 12 millones de personas estaban en riesgo de pobreza y exclusión social en España.

desigualdad social

“La pobreza se ha convertido en una trampa de la que se hace complicado salir”

Crece la brecha entre ricos y pobres

Al analizar la desigualdad social en España, el estudio de Oxfam Intermón constata que la evolución creciente de la renta bruta disponible se corresponde con una brecha aún mayor entre ricos y pobres.

La crisis ha provocado un fuerte impacto sobre los hogares más pobres, mientras la economía española ha sido “incapaz de conseguir que estos mismos hogares se suban al vagón de la recuperación con la vuelta del crecimiento económico”.

El informe destaca que, “entre 2013 y 2016, años de crecimiento económico, 19 de cada 100 euros de crecimiento fueron a parar a manos del 10% de hogares con las rentas más altas”, como se puede observar en este gráfico.

desigualdad social, distribución renta

 

El 18,8% que fue a parar a manos del 10% más rico viene a ser “prácticamente lo mismo que llegó al 30% más pobre, y hasta cinco veces de lo que acabó en manos de los hogares en mayor situación de pobreza”, ese 10% con rentas más bajas que solo obtuvo un 3,8% de la renta bruta disponible.

De esa manera, el porcentaje de renta nacional que fue a parar a manos de los hogares con ingresos más bajos es menor ahora que antes del inicio de la crisis. “Entre 2008 y 2017, el 30% más pobre ha visto caer su participación en la renta nacional en más de un punto porcentual (1,2), una proporción similar a la participación que ha ganado el 30% más rico (incremento de 0,9 puntos porcentuales en la renta nacional)”, agrega el estudio.

Tanto es así que, transcurrida una década, “la distancia que separa a las personas más ricas de las más pobres se ha ensanchado, haciendo que España sea, tras Bulgaria, el país europeo donde más ha crecido esta desigualdad”, mientras en el resto de Europa apenas experimentaron un leve incremento de la brecha entre los hogares más ricos y los más pobres.

La destrucción del empleo ha sido la principal causa del aumento de la desigualdad económica en España durante los años de la crisis”, afirma el informe.

Adelgazamiento de las clases medias

Consecuencia de todo ello ha sido el progresivo adelgazamiento de la clase media, que “tiene hoy 10 puntos porcentuales menos de la renta nacional en comparación con la que ostentaba en el año 2000”, como se ve en este segundo gráfico.

desigualdad social, distribución renta

El gráfico muestra la evolución de la distribución de la población en 4 grupos de ingresos: “personas en situación de pobreza, personas enriquecidas y dos clases medias, la baja y la alta”.

En el año 2000, la clase media baja incluía a un 43% de la población y la media alta a un 23,2% (66,2% en total); mientras en 2014 esos porcentajes descendían hasta el 31,1% y el 24,4% (55,5% en total). Y la tendencia se mantiene desde entonces.

En el gráfico se ve cómo “hasta el año 2000, la cantidad de personas incluidas en el grupo de las más pobres y en el grupo de las más ricas iba disminuyendo, al tiempo que aumentaba la cantidad de personas que formaban parte de las clases medias, que llegaron a aglutinar a prácticamente 7 de cada 10 personas”, como en otros países europeos. Así, “la sociedad se cohesionaba por el medio y la desigualdad se reducía”, resume el informe.

Sin embargo, el año 2000 marca un punto inflexión que se acelera con la llegada de la crisis: “uno de cada seis hogares de clase media pasa a formar parte del grupo más empobrecido y el número de personas enriquecidas comienza a aumentar de nuevo”, advierte el estudio.

caída clase media

La clase media baja, la más afectada por la polarización de la sociedad

Como muestra el gráfico, “la columna que recoge a la clase media baja se empequeñece y crece la que corresponde a las personas más pobres”. Es decir, “la sociedad se polariza a costa de un adelgazamiento de la clase media, especialmente de la clase media baja”.

Al respecto, el estudio denuncia que la última crisis ha puesto en evidencia “nuestra incompetencia para sacar a familias de la pobreza: sin cambios, es innegable la incapacidad para recuperar a aquellas personas que se empobrecen durante las crisis económicas, y para no abandonar por el camino a muchas familias”.

Los responsables del estudio afirman que, debido a esa incapacidad para recuperar a las personas empobrecidas, “la pobreza aumentó durante la crisis cuatro veces más de lo que se ha reducido con la recuperación”.

La pobreza sacude a la clase media

Otra forma de ver cuánta población se encuentra en cada grupo de renta, o sea personas pobres, clases medias y ricos, es comprobar qué proporción de los ingresos nacionales está en las manos de cada uno de ellos.

El estudio responde afirmando que “el resultado tampoco es muy halagüeño para las clases medias: no sólo forman parte de ellas menos personas, sino que las que se mantienen se han empobrecido, especialmente las pertenecientes a la clase media baja”.

Así, mientras que la clase media baja en el 2000 contaba con el 37,5% de la riqueza española, en 2014 este porcentaje caía 10 puntos, hasta el 27,2%, como muestra este tercer gráfico.

desigualdad social, ingresos

Por otro lado, en el gráfico se observa que la renta nacional en manos de los más pobres apenas ha variado desde 1973 (14,2%), aunque en el año 2000 era del 13,3% y ha vuelto a aumentar hasta el 14,1%. “Pero si se tiene en cuenta que este grupo engloba ahora a más personas, los ingresos per cápita son menores”, matiza el informe.

De esta manera, “no sólo no somos capaces ya de reducir la tasa de pobreza, sino que además nuestra pobreza es más aguda”.

Al mismo tiempo, el grupo de los más ricos también había ido reduciendo ligeramente su porcentaje de ingresos hasta el año 2000 (17,5%), pero en los años posteriores acumula más ingresos hasta situarse en 2014 en el 24,8%, es decir que “ahora este grupo de personas cuenta con 1 de cada 4 euros de la renta nacional”.

desigualdad social

Los niños heredan la desigualdad social y la pobreza de sus padres

Desigualdad social y pobreza, se heredan

Otra de las cuestiones que aborda el estudio es cómo esa desigualdad condiciona el futuro de niños y niñas según el nivel de ingresos del hogar al que pertenecen, de manera que acaban heredando tanto la pobreza como la riqueza.

Tanto es así que, en España, “la pobreza se hereda en tal grado que se calcula que son necesarias cuatro generaciones, unos 120 años, para que una familia que se encuentra en el 10% de las que cuentan con menos ingresos alcance los ingresos medios”, sentencia el informe.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú