fbpx

Lesbianas, gais y bisexuales, menos religiosos que los heterosexuales en Estados Unidos

¿Hay diferencias en la afiliación religiosa y las creencias de lesbianas, gais y bisexuales (LGB) en relación a los heterosexuales?

Una respuesta a esta pregunta nos la ofrece un estudio del Pew Research Center, en cuyas conclusiones se constata que lesbianas, gais y bisexuales son menos religiosos que los heterosexuales en Estados Unidos.

De hecho, la brecha entre esos dos colectivos es significativa en cuestiones como creer en Dios, asistir a misa, importancia de la religión, rezar o considerar la Biblia como la palabra de Dios.

Sin embargo, hay muchas más coincidencias cuando se habla de conceptos como meditar, espiritualidad, el universo, gratitud o pensar en el significado y propósito de la vida.

religiosidad gays y lesbianas
Lesbianas, gays y bisexuales creen menos en Dios y asisten menos a las iglesias que los heterosexuales

Lesbianas, gais y bisexuales, más alejados de la religión

Una primera afirmación del informe es que “los adultos homosexuales, lesbianas y bisexuales son mucho menos propensos que los adultos heterosexuales a afiliarse a un grupo religioso”.

“Cuatro de cada diez (41%) se identifican como ateos, agnósticos o ‘nada en particular’, en comparación con solo el 22% de los adultos heterosexuales que dicen lo mismo”, añade.

Lesbianas, gays y religiosidad
Lesbianas, gays y bisexuales, menos propensos que los estadounidenses heterosexuales a decir que creen en Dios

Cuando se pregunta a los encuestados si creen en Dios, un 89% del colectivo heterosexual responde afirmativamente, frente a un 77% de los bisexuales y de los gais y lesbianas, como se puede apreciar en este gráfico, reproducido a partir del estudio.

El informe lo resume de este modo: “la brecha religiosa entre LGB y adultos heterosexuales se reduce un poco sobre la cuestión de la creencia en Dios o un poder superior. Aproximadamente tres cuartas partes de los adultos LGB (77%) dicen que creen en Dios, más bajo que la proporción de estadounidenses heterosexuales que dicen esto (89%)”.

Aunque con una brecha mayor, “una dinámica similar está en el informe cuando se trata de asistencia al servicio religioso, que es una de las medidas más estándar de participación religiosa”, añaden los responsables del estudio.

“Aproximadamente dos de cada diez bisexuales (19%) y el 16% de los estadounidenses lesbianas y gais dicen que asisten a servicios religiosos semanalmente”. En comparación, el 36% de los adultos heterosexuales asisten regularmente a una casa de culto”, continúan.

Al mismo tiempo, la religión es “muy importante” en sus vidas para el 54%de los heterosexuales, en tanto que solo el 34% de gais, lesbianas y bisexuales son de esta opinión.

Otro de los indicadores, “rezar diariamente”, obtiene unos resultados parecidos: heterosexuales (56%), gais y lesbianas (41%) y bisexuales (38%).

“Los estadounidenses LGB, que conforman el 5% de los encuestados, también tienen menos probabilidades de decir que las Escrituras son la palabra de Dios, con el 38% de los bisexuales y el 33% de los gais y lesbianas que dicen esto”, destaca el estudio.

“En comparación, el 61% de los estadounidenses heterosexuales consideran que la Biblia u otras escrituras sagradas son la palabra de Dios”.

Menor brecha cuando se habla de espiritualidad

“Los adultos LGB pueden ser menos religiosos que los estadounidenses heterosexuales en algunas medidas, pero las brechas entre estos grupos generalmente se reducen cuando se trata de preguntas sobre la espiritualidad”, señala el informe.

Lesbianas, gays y bisexuales
Los adultos LGB tienen tantas probabilidades de meditar o pensar en el significado de la vida como los heterosexuales

Así, cuando se les pregunta por la práctica de la meditación, los porcentajes de quienes lo hacen al menos una vez por semana se aproximan: 40% los heterosexuales, 39% los bisexuales y 38% los gais y lesbianas, como se puede ver en este otro gráfico.

Al mismo tiempo, un 59% de los heterosexuales afirma “sentir un profundo sentimiento de paz espiritual y bienestar” al menos una vez por semana; frente a un 54% de gais y lesbianas, y un 49% de bisexuales.

Porcentajes en sentido contrario se muestran cuando la pregunta hace referencia a “sentir una profunda sensación de asombro sobre el universo”, con un 45% de los heterosexuales, un 51% de gais y lesbianas, y un 53% de bisexuales.

Por otra parte, a la pregunta de “sentir un fuerte sentimiento de gratitud o agradecimiento” al menos una vez por semana, un 78% de los heterosexuales responden afirmativamente, frente a un 77% de los gais y lesbianas y un 73% de los bisexuales.

Todo ello lo resume de esta manera el informe: “los adultos LGB tienen menos probabilidades que los adultos heterosexuales de decir que sienten una profunda sensación de paz espiritual y bienestar al menos una vez a la semana; y tienen menos probabilidades de decir que regularmente sienten un fuerte sentimiento de gratitud o agradecimiento”.

Y añaden: “los estadounidenses LGB son más propensos que los adultos heterosexuales a decir que regularmente sienten una profunda sensación de asombro por el universo”.

Por último, a la pregunta de si al menos una vez por semana “piensan acerca del significado y el propósito de la vida”, los encuestados responden: heterosexuales y bisexuales (55%); gais y lesbianas (56%).

“Los adultos LGB son tan propensos como los adultos heterosexuales a decir que piensan sobre el significado y el propósito de la vida al menos semanalmente”, concluye el estudio.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.