OCDE describe una clase media agonizante

La clase media ha caído y, en el mejor de los casos, se ha mantenida estancada en las últimas tres décadas. Así lo recoge la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su último informe “Bajo presión: La clase media exprimida”.

Asimismo, sostiene que los integrantes de este grupo social han sido testigos del encarecimiento de su estilo de vida, especialmente el del coste de la vivienda, la buena educación y la atención sanitaria, que han crecido por encima de sus salarios; y detalla que más de uno de cada cinco núcleos familiares de clase media gastan más de lo que ganan. En concreto, la OCDE sostiene que entre 2007 y 2016 el aumento anual de los ingresos reales medios fue de un 0,3 % en los países de la OCDE, comparado con el 1 % entre mediados de los 80 y mediados de los 90 y del 1,6 % entre mediados de los 90 y mediados de la primera década de este siglo.

Son muchas las consecuencias que hay que extraer de este cuadro presentado por la OCDE: la clase media comienza a pensar que el sistema socioeconómico actual es injusto, ya que sus rentas apenas han crecido en los últimos años. Comienza a darse cuenta de que su estilo de vida es caro y cada vez menos alcanzable; y comienza a pensar que sus perspectivas de futuro son cada vez más inciertas.

Las rentas de la clase media desde mediados de los ochenta se han estancado y por supuesto han crecido mucho menos que las rentas de las clases altas: 1,6% (desde mediados de los ochenta a mediados de los noventa), 1% (desde mediados de los 90 hasta mediados de los 2000) y apenas un 0,3% entre 2007 y 2016, sin casi variación en los últimos diez años. Comparadas con las rentas altas han crecido en estos treinta años un tercio menos.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Además, dichas rentas han aumentado mucho menos que los precios de bienes y servicios que son centrales en el consumo de la clase media: la vivienda (cuyos precios han crecido en los últimos 20 años 3 veces más deprisa que la renta), la educación especializada y postgrado (cuyos precios han aumentado 2,5 veces por encima de los tímidos incrementos de la renta), o la sanidad cuando los recortes del presupuesto público la han hecho necesaria (cuyos precios han crecido el doble que la renta).

El resultado es que en 24 países de la OCDE, un hogar de cada dos de clase media tienen en la actualidad dificultades económicas (dos de cada tres en los países del sur de Europa) y el 40% de los hogares no tienen modo de responder a imprevistos económicos. Otra consecuencia es que, para los hijos de la clase media, alcanzar ese estatus se ha convertido en un sueño casi imposible, de hecho solamente se hace viable cuando en un hogar se ingresan dos sueldos, pues con uno ya no basta como hace tres décadas.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú