fbpx

El antecedente de la carta de renuncia de Francisco está en Pablo VI

El Papa Francisco ha revelado en una entrevista concedida al diario español ABC, que desde el inicio de su pontificado entregó al entonces secretario de Estado, Tarcisio Bertone, una carta en la que declaraba que renunciaría «en caso de impedimentos graves y permanentes de salud» que le imposibilitaran ejercer su función de obispo de Roma y guía de la Iglesia universal. 

Esta situación la ha revelado el propio Francisco, una decisión que ya había tomado con anterioridad Pablo VI. El Papa se lo ha explicado en una conversación al redactor Julián Quirós y al corresponsal en el Vaticano Javier Martínez-Brocal.

El obispo de Roma ha abordado numerosos temas sobre la actualidad de la Iglesia y del mundo: entre ellos, la guerra de Ucrania, de la que el Pontífice dice no ver «un final a corto plazo porque es una guerra mundial», luego los casos de abusos, el papel de la mujer en la Curia romana, Lula y Cataluña, la dimisión de Benedicto XVI en 2013 y su eventual renuncia.

El precedente de Pablo VI

Este gesto de Francisco recalca el del Papa Montini. Según informa Vatican News, varios testigos en décadas pasadas habían hablado de las cartas de renuncia de Pablo VI, pero hasta mayo de 2018 no se habían hecho públicas. Quien las dio a conocer, también en reproducción anastática del original, fue el Regente de la Casa Pontificia, monseñor Leonardo Sapienza, estudioso de Montini y autor de numerosos libros sobre el Pontífice bresciano que dirigió la Iglesia de 1963 a 1978, llevando a término el Concilio Ecuménico Vaticano II y los trece primeros años de su realización. El libro que contiene estos documentos de Pablo VI se titula «La barca de Pablo» (Edizioni San Paolo).

En aquellas páginas se lee: «Nosotros, Pablo VI… declaramos, en caso de enfermedad, que se presuma incurable, o de larga duración… o en caso de cualquier otro impedimento grave y prolongado… renunciar» a “nuestro cargo». La carta está escrita con la clarísima letra del Papa Montini y está fechada el 2 de mayo de 1965, por lo que fue escrita a mano por el Pontífice bresciano no cuando ya era viejo o estaba enfermo, sino sólo dos años después de su elección, con el Concilio aún abierto. Con este texto, el Papa quiere resguardar a la Iglesia de su eventual incapacidad a largo plazo: una carta de renuncia anticipada, que en ese caso había sido entregada al cardenal decano para que la diera a conocer a los demás cardenales y declarara decaído al Pontífice.

Las cartas del Papa Montini eran en realidad dos, porque junto a la de la dimisión hay una adjunta dirigida al Secretario de Estado, que sin duda representa el texto más fuerte. Y es significativo que ese documento haya sido comentado también por el Papa Francisco, quien en una contribución publicada en el libro editado por Sapienza escribe: «He leído con asombro estas cartas de Pablo VI que me parecen un humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia; y una prueba más de la santidad de este gran Papa… Lo que le importa son las necesidades de la Iglesia y del mundo. Y un Papa impedido por una grave enfermedad no podría ejercer su ministerio apostólico con suficiente eficacia».

Es interesante observar que Pablo VI no sólo se refiere a una enfermedad, sino también a la posibilidad de «otro impedimento grave y prolongado». Lo que, según diversas personalidades del círculo más próximo a Montini, puede relacionarse con lo que, según algunos testigos autorizados, tuvo Pío XII en su tiempo, a saber, su renuncia en caso de secuestro por Hitler en plena Segunda Guerra Mundial. Esto habría permitido a los cardenales reunirse, tal vez en un país neutral y seguro, para elegir un nuevo obispo de Roma que sustituyera al que se había convertido en prisionero del dictador nazi.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.