fbpx

Empecemos por el principio: ¿Qué es la vida?

Todos hablamos de la vida, porque todos vivimos. Pero ¿sabemos qué es la vida con todo lo que comporta? Hay muchas personas hoy que parecen no saberlo, o pretenden ignorarlo viviendo de espaldas a ella. Para hablar de vida quizás debamos empezar por referirnos a eso que denominamos “realidad”, puesto que es en ella que tienen lugar los seres que llamamos “vivos” y aquello que por no tenerla, en nuestro vocabulario recibe el nombre de “materia”. La vida es estudiada por la biología, mientras que la materia inerte lo es por la física. Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren. Por tanto, se organizan para seguir su desarrollo, por medio del metabolismo, que implica su respuesta a estímulos para alcanzar el fundamento objeto de su existir.

La vida, por su propia esencia, es siempre “natural”. Por eso es improcedente el término “vida artificial”, que es una palabreja que el sistema de creencias basado en la tecnología (abusando del bien que pueda reportarnos) nos está imponiendo, preparando y anticipando el show que quieren vendernos y nos venderán con la llamada “inteligencia artificial”, que es otro tipazo improcedente si contradice a la Verdad inherente a la Naturaleza, pero que demuestra una vez más que el ser humano es siempre el modelo y limitado, pues así nos ha creado nuestro Padre, el Creador.

De hecho y en consecuencia, estudiando la realidad llegamos más allá, y observamos que todos los seres vivos actúan conforme a unas pautas que los distingue como especie y entre ellos, con ciertos comportamientos que atribuimos a un ente que escapa al estudio biológico. Así, nos referimos a que disponen de una alma (alma vegetal, alma animal, alma humana, según su complejidad y su realidad). Es entonces que, si profundizamos, nos encontramos con que más o menos manifiestas evidencias en la Naturaleza (que es nuestra realidad consubstancial inmediata) indican que hay ciertos seres vivos que están dotados de una realidad exclusivamente suya, que es la conciencia espiritual que emana de una vida sobrenatural. Es el caso -único en la Naturaleza- del ser humano.

Decimos que son más o menos manifiestas evidencias, puesto que no podemos llegar a constatar esa vida sobrenatural hasta después de la muerte, con lo que denominamos “vida eterna”, que solo puede ser aprehendida desde la fe. Es una creencia en la trascendentalidad de la vida humana, eso es, en la permanencia de su vida tras la muerte, de alguna manera que no puede ser conocida si no es tras la muerte o por una revelación particular del Ser trascendente a un individuo determinado. A aquellos seres humanos que la fe o la rectitud de intención basada en la ética que emana de la Naturaleza, les hace intuir ese “algo más” y son fieles a ello, no es difícil advertir que les mueve un sentimiento especial del “porqué” de su existencia, que viven como “misión”.

Por el contrario, los hay que el subidón del sexo por el sexo les lleva a limitarse a vivir como bestias que no tienen más norte que la satisfacción del momento en lo que sienten como su realidad, sin más anhelo que el seguir multiplicándolo tanto como pueden, de manera que su vida gira en una espiral de ansiedad sin límite y sin fin. Ansiedad que genera todo tipo de irregularidades contrarias a la propia naturaleza de seres humanos, puesto que las personas que la sufren están enraizadas en el pecado, que es la concesión voluntaria libre hecha al propio impulso por la atracción de la Mentira, que comporta la Muerte espiritual. Por eso sus acciones pueden llegar a ir fácilmente contranatura, hasta el punto de prostituir la Verdad y la Vida mismas. Y ahí estamos: “lupus homini lupus est” (el ser humano enemigo del ser humano). La Cultura de la Muerte.

El término vida artificial, que es una palabreja que el sistema de creencias basado en la tecnología nos está imponiendo, preparando y anticipando el show que quieren vendernos con la llamada inteligencia artificial Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú