fbpx

Un Nobel de medicina y una doctora de familia


Hace un año y medio que las comunicaciones con mi hijo son solo telefónicas o WhatsApp telefónicas con imagen. ¿Cuándo podrá venir él a mi domicilio en avión procedente del United Kingdom? Trabaja y reside allí, empadronado allí y pagando hipoteca allí. La parafernalia Covid 19, 20, 21 y sucesivos no garantiza que pueda venir y regresar sin vacunarse. ¡Y sin perder ningún vuelo pagado allí o aquí por confinamiento covid con mucha minúscula!

¿Qué pretenden las llamadas telefónicas de tipo sanitario al fijo de mi hogar, al móvil de mi esposa y a mi móvil? ¿Y las llamadas previas al fijo desde el hospital de zona, sin identificarse el llamante, instando a mi vacunación? Con cortesía, seguridad, frialdad y cerebro dije que NO. La llamada al móvil de mi esposa desde el CAP de zona, sin identificarse el llamante, fue instando a la vacunación de ella. Atendí yo la llamada en aquel momento. Cabreado les dije que en mi casa no se vacuna nadie.

La llamada del miércoles 26 de mayo a las 19:14 a mi móvil desde el teléfono fijo 935866700 del CAP de zona Mutua Terrassa de Rubí, FUE SIN DEJAR AVISO A MI CONTESTADOR ACTIVADO. Previamente hubo una llamada al fijo a las 15:30 desde el mismo número. ¿Tan importante eran las dos llamadas como para no dejar aviso al contestador de mi móvil en la segunda? Cuando he tenido que llamar yo para algo, he declinado insistir y no he tenido más remedio que acudir al mostrador de mi CAP para que me atiendan.

Tengo una doctora de cabecera competente que me renueva cuando toca la receta permanente de pastillas de la sustancia levetiracetam de la marca registrada belga Keppra. Quien receta este medicamento es el profesional neurólogo, para adquirirlo en farmacia con el 90% de descuento si hay receta del CAP. Aunque hace años que es crónico, la receta tiene una validez para 365 días. La impresión de tinta y papel ya la pongo yo.

Mi medicamento primordial son las pastillas de teriflunomida de 14 mg en cajitas de 28 comprimidos de la marca francesa Aubagio. Es el medicamento principal para combatir mi esclerosis múltiple remitente recidivante diagnosticada hace unos 15 años. Se retiran en la farmacia hospitalaria anexa al hospital de zona en la población vecina de Terrassa. Creo que ya puedo solicitar que las remitan a mi farmacia habitual vecina a 50 metros de mi casa. Prefiero pasear y coger el tren, dejando el móvil en casa. ¡Qué alivio!

Ambos medicamentos son para combatir mi esclerosis múltiple, el primero para prevenir episodios de epilepsia que puedan presentarse. Estoy esperando a que se acabe el mes de mayo para telefonear al móvil del neurólogo y averiguar quién es mi nueva neuróloga. El teléfono móvil hospitalario siempre es el mismo. Primero se jubiló mi neuróloga titular. Y ahora el neurólogo sustituto se cansa de serlo y cambia de especialidad médica y centro asistencial sanitario. Por lo menos ha avisado mediante correo electrónico. Llamando a este número móvil hablaré con un tercer especialista. Creo que ahora me toca otra mujer.

Hay un cachondeo médico visceral. Con el cuento chino y muy chino de la pandemia, las visitas neurológicas de 10 minutos ya no son semestrales sino una al año. La otra semestral queda sustituida por una telefónica. Y parece que en la próxima tengo que llamar yo. Del anterior análisis clínico no he recibido respuesta. ¡Al menos para conectarme yo a internet y ver el resultado! Menos mal que me conecté y lo vi. Para el próximo análisis tengo que solicitarlo yo al CAP de zona a principios de julio para efectuarlo a principios de septiembre. Pues en septiembre toca visita telefónica neurológica de uno o dos minutos.

Es un cachondeo manifiesto. Pero no es de esto de lo que quiero hablarles ahora. Esto es para que toda persona no habitual que me lea sepa quién le habla. De vez en cuando un artículo mío más largo es lo procedente. Lean acerca del Premio Nobel de Medicina Luc Montagnier. Visionen videos suyos. El link de la Wikipedia no es muy agradable. Expresa el razonamiento descalificador a quién es anti. No se ve con buenos ojos que justamente él sea reticente a esta vacunación anticovid al uso. No vale ser anti anti. Algo habrá visto este Nobel como para jugarse su pellejo de imagen cerebrada muy competente. Link suyo Wikipedia y artículo corto sobre él La Vanguardia.

De quién sí quiero hablarles es de la doctora gallega de Pontevedra Natalia Prego Cancelo. He asistido a intervenciones televisivas suyas. Se juega el físico por mí. Si ella es anti- vacuna, pues yo también lo soy (solo en mí y en mi familia directa por ahora). Ya voy servido con mi esclerosis para que me salgan con esta patraña. No puedo evitar pensar que soy candidato a la eliminación selectiva. Pues ¿de qué en mi neurólogo saliente su insistencia reciente en vacunación con sus pacientes? Cuando menos he de pensar que en mi caso la vacuna puede perjudicarme. Sigo intervenciones televisivas. Atiendo al personal discrepante. Si yo tenía dudas ahora discrepo más. Les adjunto un artículo periodístico del pasado mes de febrero hablando de ella. Tiene página web que me permito decir que existe.

No todo son premios Nobel y doctoras de familia competentes. La dra. española de origen ucraniano Nadiya Popel atiende en urgencias en el Hospital Mateu Orfila de Menorca. Ha arremetido recientemente contra la vacuna de AstraZeneca viendo lo que ella ha visto. Lean este artículo local de prensa. Podría seguir con más artículos. Creo que esta doctora ha sido expedientada muy recientemente por oponerse a las vacunas. Hay personas muy cercanas a mí muy sensibles con este asunto. Lo menos que puedo hacer es escribir algo y publicarlo.

Tecleando en internet vía pc o vía móvil hay cantidad de informaciones ilustradas con películas de corta, mediana, larga y muy larga duración. Me ha llegado un video corto (2:06) de Médicos por la Verdad en México que refleja muy bien lo que está pasando. Hay un mimetismo generalizado de vacunación. Ni siquiera la persona que vacuna sabe de qué va el asunto. En definitiva, el refranero es sabio. Pregunta: ¿A dónde vas Vicente? Respuesta: ¡A dónde va la gente! La cuestión es vacunarse. ¿Por qué? Primero que me lo razonen refutando con argumentos lo que estos médicos están haciendo, por mí y por Vd. que me lee, con argumentario muy sólido.

Lunes 31 de mayo. Añado un video de 12 minutos y medio que ruego atiendan con mucha atención. Es un mp4 que se abre con Windows Media de referencia 4_5854961557494041807

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.