inicio
  Viernes, 31 de octubre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos   24 votos
31/07/2009 - Sociedad
16 causas y 7 consecuencias del envejecimiento de la población mundial
La población envejece debido a una serie de cuestiones negativas para la fecundidad y a otras que proporcionan una esperanza de vida creciente
La combinación del aumento de la esperanza de vida con la baja natalidad nos conduce a un mundo con más ancianos que niños
Cada vez está más cerca la inversión o quiebra de la pirámide de edades
Víctor Ruiz

La población mundial envejece a un ritmo creciente que ya hace prever que en 2040 habrá más ancianos que niños. Ante esta perspectiva, cabe preguntarse por las causas y posibles consecuencias del preocupante escenario que nos espera dentro de tres décadas.

 

Tal como señala Ángel Luis Toledano Toledano, licenciado en Teología por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y Master en Doctrina Social de la Iglesia por el Instituto Social ‘León XII’ de la Universidad Pontificia de Salamanca, las dos principales causas del envejecimiento demográfico son “el descenso de la fecundidad y el crecimiento de la esperanza de vida.

 

En su libro Hacia el equilibrio de la población mundial, Toledano detalla además hasta 11 factores que “influyen negativamente en el descenso de la fecundidad” en el mundo, al mismo tiempo que, entre otras, hay cinco “causas positivas que contribuyen al aumento de la esperanza de vida al nacer.

 

Asimismo, este experto plantea que “de las causas principales del envejecimiento, la baja fecundidad y la esperanza de vida creciente”, derivan siete “consecuencias importantes a tener en cuenta”.

 

Causas negativas del descenso de la fecundidad

 

“Aunque las causas de la disminución de la fecundidad en el mundo son complejas algunas ya están identificadas para muchos demógrafos y varias de ellas son de orden cultural, psicológico y moral”, asegura Toledano.

 

Según relaciona en su libro, las causas más importantes que “influyen negativamente en el descenso de la fecundidad” son las siguientes:

 

1. “La existencia de una mentalidad general desfavorable a la nupcialidad y el retraso en la edad del matrimonio, junto a la difusión de nuevas formas de relación de hecho fuera del matrimonio y el fuerte aumento de los divorcios.

 

2. La incorporación numerosa de la mujer al trabajo, sin la implementación de medidas que concilien armoniosamente la vida familiar y laboral.

 

3. La ausencia o el retraso de los gobiernos en implantar verdaderas políticas familiares correctoras de los desequilibrios demográficos que desde hace décadas se constatan en varias regiones del planeta.

 

4. La propagación difusa de un pesimismo antropológico en la sociedad industrial. El individualismo y la competitividad generan de suyo un ambiente pesimista.

 

5. El cambio de mentalidad en cuanto a la reproducción humana provocado por los nuevos valores de la sociedad postindustrial que ponen otras aspiraciones por encima de la procreación y de la formación de familias.

 

6. La irresponsable difusión y el recurso sistemático a las modernas técnicas anticonceptivas, la esterilización y el aborto provocado.

 

7. El ambiente cultural materialista que favorece casi en exclusiva el progreso económico, técnico y científico-material desconociendo, en contraposición, la dimensión espiritual de las personas y su progreso moral.

 

8. La desvalorización secularista de la propuesta humanizadora y trascendente de las religiones del mundo.

 

9. La implantación de procesos sociales individualistas que no tienen en cuenta la dimensión comunitaria y social de las personas.

 

10. Parece también que el descenso de la fecundidad está ligado a un determinado concepto de desarrollo con factores como los muchos años de formación educativa, la incorporación de las mujeres al mundo laboral, el cambio de la estructura de autoridad en la familia, los modos de vida urbanos y otras aspiraciones legítimas al margen de la formación de familias.

 

11. Finalmente, los avatares de la economía y la sociedad influyen de forma directa o indirecta en la tasa de fecundidad. En momentos de crisis e incertidumbres económicas o sociales se resiente en primer lugar la nupcialidad y ello repercute a su vez en la fecundidad”.

 

Causas positivas del aumento de la esperanza de vida

 

En Hacia el equilibrio de la población mundial, Toledano expone también cinco causas positivas que favorecen el aumento de la esperanza de vida, pero que se suman al mismo tiempo a las anteriores en cuanto al envejecimiento de la población.

 

12. El drástico descenso de mortalidad generalizado en todas las regiones del mundo en las distintas etapas de la vida.

 

13. Las mejoras sanitarias y de higiene humana.

 

14. El aumento del nivel de vida general en muchas regiones.

 

15. Una mejor producción alimentaria y progresos en su distribución.

 

16. La implementación de políticas de desarrollo más eficaces.

 

“Algunas consecuencias”

 

Por otra parte, Toledano añade en su libro que de las anteriores causas se “derivan algunas consecuencias importantes a tener en cuenta”, concretamente siete:

 

1. El desequilibrio de las estructuras demográficas por edad, es decir, la inversión o quiebra de la pirámide de edades, con la disminución de las generaciones de niños y jóvenes en estas sociedades. Por esto la población de adultos jóvenes tendrá que asegurar la producción del país y sostener unas amplias cohortes de poblaciones ancianas.

 

2. La crisis de los sistemas educativos por la tentación de realizar recortes en los presupuestos económicos dedicados en etapas anteriores a la formación de las nuevas generaciones.

 

3. La pérdida o debilitamiento de la memoria colectiva y problemas a la hora de transmitir las propias conquistas culturales, científicas, técnicas, artísticas, morales y religiosas de las comunidades. La falta de población pone en peligro la transmisión del patrimonio común de la humanidad.

 

4. Algunos afirman también el agravamiento del desempleo y la base productiva y económica de la sociedad. Las sociedades opulentas, pero envejecidas, corren el riesgo de hundirse en un egoísmo creciente. Se vislumbra una posible degradación de la solidaridad entre generaciones, que llevaría a auténticos conflictos en el reparto de los recursos económicos.

 

5. La influencia negativa en el perfil psicológico del conjunto de la población. El aumento del carácter sombrío, la falta de dinamismo intelectual, económico, científico y social o carencias en la creatividad social parecen ser notas distintivas de las naciones ‘viejas’.

 

6. La tentación de la eutanasia puede sobrevenir como un método potencial para aligerar el peso de los sistemas de seguridad social (mutualidades, pensiones, reembolso de prestaciones, etc.).

 

7. Los desequilibrios violentos producidos entre países y regiones del planeta cuyas poblaciones presentan estructuras por edad muy diversas que acarrean problemas sociales tales como la inmigración ilegal.

 

Noticias relacionadas:

 

En 2040, más ancianos que niños: el problema no es el exceso de población mundial sino su envejecimiento

 

El aborto: suicidio de Europa

 

Invierno poblacional: un reto minusvalorado

 

La quiebra demográfica

 

Una demografía sostenible: clave del liderazgo económico de Estados Unidos en 2030

 

El envejecimiento de la población, una “bomba de relojería” que estallará en 2050

 

Jubilarse a los 70 no es la solución; sólo la natalidad evitará la quiebra del sistema de pensiones

 

Adiós al bienestar en la UE: El envejecimiento hará de España el país más pobre

 

Más viejos que niños en la UE: España lidera este ranking

 

El aumento de la población mundial confirma su envejecimiento

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos   24 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC