inicio
  Jueves, 27 de noviembre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos   3 votos
15/07/2005 - Religión
Los anglicanos ordenarán "obispas"... pero muchos se marcharán antes
Ya hace 11 años, cuando empezaron a ordenar mujeres sacerdote, 400 clérigos anglicanos se pasaron al catolicismo. Pero ordenar "obispas" significa una mayor ruptura aún.
El sacerdocio femenino ha traído algunos problemas gordos
"Obispas" episcopalianas de Nueva Zelanda, Canadá y EEUU
Un café con alzacuellos
 Noticias relacionadas
Pablo J. Ginés

Si eres un anglicano conservador y no te gusta tener una sacerdotisa llevando tu parroquia, siempre puedes ir a otra parroquia cercana. Pero si no quieres tener una "obispa" y te toca una en tu diócesis... ¿vas a ir a otra diócesis? A efectos prácticos -y también por coherencia doctrinal-, muchos anglicanos pueden apuntarse a un nuevo éxodo hacia el catolicismo.

 
El pasado 11 de julio, con tres cuartos de los votos, el Sínodo de obispos anglicanos reunidos en la Universidad de York votaron a favor de empezar a cambiar la legislación anglicana para permitir la ordenación episcopal de mujeres. Es decir, que habrá "obispas" anglicanas.
 
De siempre en la Iglesia Anglicana han coexistido dos tendencias. Los anglicanos de tipo evangélico tienden a una interpretación bíblica de base protestante. Muchos de ellos están contra la ordenación de mujeres a partir de la noción de que la Biblia prohíbe a las mujeres este tipo de liderazgo en la Iglesia.
 
Para la rama anglocatólica, que tiende a insistir en la visión de los obispos (católicos, anglicanos y ortodoxos) como herederos de los apóstoles y en la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía, el problema es teórico y práctico. En lo teórico, recuerdan que Cristo sólo escogió hombres como apóstoles y que lo mismo hicieron los apóstoles al escoger sucesores. Nada permite pensar que también las mujeres puedan ejercer el poder de, por ejemplo, ordenar sacerdotes.

 
Se hace difícil ser anglocatólico
 
A nivel práctico, los anglicanos anglocatólicos ven su posición ahora muy complicada. Si uno cree sinceramente que una mujer no puede ser "obispa" por mucho que el Arzobispo de Canterbury imponga las manos sobre ella... ¿qué validez tiene un sacerdote (o sacerdotisa) "ordenado" por esta "obispa"? 
 
Muchos anglocatólicos que creen en la presencia real de Cristo en la Eucaristía -cosa que no es obligatoria para los anglicanos- y que creen que una mujer en realidad no puede convertir el Pan y el Vino en Cuerpo y Sangre de Cristo simplemente evitan misas y especies "consagradas" por sacerdotisas y van a parroquias regidas por hombres.
 
Pero si hay "obispas", y no aceptamos que estas "obispas" realmente tengan poder para convertir a un hombre en sacerdote de Jesucristo, ¿qué hacer cuando la "obispa" envíe estos "sacerdotes" que ordenó a nuestra parroquia? Más aún, si un feligrés anglicano viaja por el país, ¿cómo va a saber a partir de ahora qué sacerdotes anglicanos lo son realmente -ordenados por obispos- y cuales no lo son -"ordenados" por "obispas"-?  
 
Fórmulas de compromiso
 
David Houlding, uno de los líderes de la rama anglocatólica en el sínodo reunido en York, avisa que "a menos que se hagan las previsiones adecuadas, habrá un éxodo de clérigos, mucho mayor que cuando se ordenaron sacerdotisas". ¿Qué previsiones pueden ser esas? Unos hablan de crear una división o provincia eclesiástica para los feligreses y sacerdotes que sólo aceptan sacerdocio masculino. Otros, de que haya obispos varones "viajeros", que vayan haciendo la confirmación u ordenando sacerdotes de diócesis en diócesis. Otros, que cada diócesis tenga equipos mixtos, estableciendo que siempre haya al menos un obispo varón. No parece que se vaya  aordenar a ninguna "obispa" en los próximos 5 años, y en este tiempo se habrán de encontrar fórmulas para minimizar el impacto de la novedad... o intentarlo. 
 
El obispo anglicano de Ebbsfleet, Andrew Burnham, que actualmente se encarga de supervisar las parroquias que rechazan tener mujeres sacerdote, declaró antes de la votación al SUNDAY TIMES que si se ordenan mujeres obispos, él consideraría hacerse católico, como ya hizo al aprobarse el sacerdocio femenino el antiguo obispo anglicano de Londres, Graham Leonard.
 
Lo que pasó hace 10 años
 
En 1987 la Iglesia anglicana empezó a ordenar mujeres como diáconos. Pasados 7 años y acostumbrados -mal que bien- los feligreses a ver a las diaconisas revestidas y oficiando bodas, bautizos y funerales, se aceptó por votación de dos tercios la ordenación sacerdotal. El 12 de marzo de 1994 se ordenaron las primeras 32 "sacerdotisas" en la catedral de Bristol, cuyo obispo Barry Rogerson era uno de los mayores impulsores. Desde entonces, la Iglesia de Inglaterra ha ordenado 1.200 mujeres y actualmente la mitad de los aspirantes al sacerdocio en Inglaterra son mujeres... pero 400 sacerdotes anglicanos (muchos de ellos con sus esposas) se han pasado al catolicismo, a veces con buena parte de su feligresía.
 
Entre los conversos de esta ola había personas de renombre como la parlamentaria Ann Widdcombe, el entonces ministro de medioambiente John Gummer, la duquesa de Kent, el editor del THE SUNDAY TELEGRAM, el escritor y sacerdote William Oddie, etc... Muchas feligresas anglicanas se han hecho católicas, y por el contrario no se conocen casos de mujeres católicas que se hayan adherido al anglicanismo atraídas por la existencia del sacerdocio femenino.  
 
Muchos de los anglicanos de tendencia anglocatólica y algunos de la rama evangélica que se quedaron en el anglicanismo se lo repiensan. Malcom Widdecombe, canónigo en St Phillips' and St Jacbs, en Bristol, una iglesia sólo con sacerdotes varones, se quejaba a la BBC cuando se cumplían 10 años de sacerdotisas: "nos prometieron un avivamiento hace diez años y sin embargo cada vez hay menos gente en las iglesias, el declive continua. Tomemos la escritura como autoridad final: no somos culturales, somos contraculturales. Todo el tema fue una concesión al feminismo", se lamentaba.

 

 


Un poco de estadística: el clero no cree

 

Inglaterra tiene casi 50 millones de habitantes, y la mitad de los adultos se declara anglicano, pero sólo unos 980.000 anglicanos acuden a alguna de sus 16.000 iglesias cada domingo y en Navidad acuden hasta 2,6 millones. De los practicantes habituales unos 178.000 se consideran anglo-católicos. Es una cifra de anglocatólicos que permanece estable pese a la marcha de muchos a la unión con Roma, quizá por la venida de anglicanos de tradición evangélica que se pasan al estilo anglocatólico. Por comparación, los católicos practicantes son 1.070.000 (sobre un total de 4 millones de católicos bautizados), repartidos en unas 3.500 parroquias y capillas.

 

En julio de 2002 se presentó un informe estadístico realizado por Christian Research titulado "Cost of Conscience"  en el que se analizaba las creencias del clero anglicano masculino y el femenino a partir de afirmaciones que se proclaman en el Credo (idéntico al católico) en los oficios anglicanos. Los resultados eran muy claros.

Creo en el Espíritu Santo: 77% sacerdotes, 74% sacerdotisas
Creo en Dios Padre: 83% sacerdotes, 74% sacerdotisas
Creo en la Trinidad: 78% sacerdotes, 70% sacerdotisas

Cuando el Credo habla de Jesús, las diferencias aumentan:

Creo que Jesús murió para quitar el pecado del mundo:
76% sacerdotes, 65% sacerdotisas

Creo que el cuerpo de Jesús resucitó de entre los muertos:
68% sacerdotes, 53% sacerdotisas

Creo que Jesús es el único camino para ser salvado:
53% sacerdotes, 39% sacerdotisas.

Creo que Jesús nació de una Madre Virgen:
58% sacerdotes, 33% sacerdotisas.

 

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos3,3 puntos   3 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC