inicio
  Jueves, 21 de agosto de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
19/04/2006 - Libros
'El hombre en el castillo', de Philip K. Dick
En un 1962 alternativo, nazis y japoneses han ganado la guerra y se han repartido el mundo; pero... ¿es eso real?
Pablo J. Ginés

Philip K. Dick escribió en 1962 esta novela, ganadora del prestigioso Premio Hugo. Es un clásico del género de las ucronías ("¿qué habría pasado si...?") y de las obras más legibles de Dick, ideal para quien quiera conocer lo mejor de un autor de culto, cuyos textos han inspirado películas como Desafío Total o Blade Runner, pero que tiene obras de difícil lectura y más difícil comprensión. Minotauro las está recogiendo todas en un biblioteca especial dedicada a Dick.
.

El Hombre en el Castillo nos sumerge en un 1962 alternativo en un mundo en que los nazis y los japoneses han ganado la II Guerra Mundial y se han repartido el planeta. La costa atlántica de EEUU ha sido anexionada en 1947 por los nazis, que han instaurado un régimen racista y de terror. La costa pacífica está en manos japonesas, bajo un estado títere llamado "Estados Pacíficos de América". Para los japoneses los americanos son ciudadanos de segunda clase, aunque admiran y coleccionan restos de su antigua cultura: relojes de Mickey Mouse, chapas, viejos discos de Elvis...  En los estados del centro de EEUU, hay una semi-independencia vigilada, una especie de Vichy de interposición, porque Japón y Alemania se encuentran en plena guerra fría con una variante importante: Alemania tiene tecnología nuclear y Japón aún no.

 

Este es el marco, pero Dick no se recrea en la historia-ficción. El autor se centra más bien en aspectos de la vida cotidiana: un par de artesanos que crean falsas artesanías americanas para vender a ricos japoneses; un hombre misterioso que llega de Europa para entrevistarse con un agregado comercial japonés; y una extraña novela censurada por los nazis que habla de un pasado alternativo en que los ingleses hubieran ganado la guerra entrando en Berlín tras éxitos en África del Norte.

 

Falsas artesanías, falsa historia, falsas identidades... es el tema recurrente de Philip K. Dick: "¿qué es real?"

 

Añadiendo indeterminación al conjunto, está el I Ching o Libro de los Cambios -"un libro vivo, como la Biblia", dice un personaje- que es una recopilación de textos oraculares y sapienciales chinos. En el I Ching hay textos del 2.400 antes de Cristo, pero los más modernos son de la escuela de Confucio (500 ó 400 años a.C.). En los Estados Pacíficos, muchos personajes, japoneses o americanos, usan el I Ching como guía adivinatoria y oráculo para tomar decisiones.

 

El mismo Philip K. Dick aseguró en una entrevista publicada en 1974 que algunos aspectos del argumento y del final que a él no le gustan están ahí porque escribió la novela guiándose por el I Ching, ya que lo usaba como guía vital en aquella época. En la novela, el escritor Hawthorne afirma haber escrito su misterioso libro en que los nazis pierden la guerra bajo la influencia del I Ching. Más aún, según el I Ching, los alemanes no ganaron realmente la guerra. ¿Cuál es la verdad?

 

Con El Hombre en el Castillo, Dick fue pionero al mezclar ciencia ficción e historia alternativa; como en sus otros libros, simples trabajadores -y no superhombres galácticos- se enfrentan al enigma de la realidad.

 

Desde 1974, año en que Dick empezó a percibir extrañas visiones y sensaciones hasta 1982, año de su muerte, el escritor centraría su obra en inquietudes espirituales y religiosas para nada ortodoxas. Siempre había experimentado con drogas y seguía haciéndolo cuando empezaron sus visiones (aunque él nego que estuvieran relacionadas). Desarrolló un discurso acerca de un Dios gnóstico ("Sistema de Vasta Inteligencia Viva", SIVAINVI, lo llamaba), reencarnaciones y vidas pasadas, mensajes que le pedían matar a Nixon para desencadenar una nueva era espiritual y conspiraciones de la KGB y de la CIA.

 

Todo esto no aparece aún en El Hombre en el Castillo -y por eso es de lo más legible de Dick-, pero ya aquí vemos las bases sentadas en su sensibilidad por la pregunta de lo real y más en concreto por los niveles de lo real.  

 

El hombre en el castillo

Philip K. Dick

Trad. Manuel Figueroa

Minotauro, 2005

262 pág.
Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC