inicio
  Viernes, 19 de diciembre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos   8 votos
12/09/2007 - Política
Abismo salarial: ¿Cuánto cobra un parlamentario en América Latina?
En Colombia, un diputado cobra 7.600 dólares al mes y un obrero 200; Brasil, Chile, México y otros países presentan también diferencias abismales
Los altos mandatarios de América Latina se pueden permitir buenos ahorros con los sueldos que cobran
El presidente de México encabeza la lista de dirigentes mejor pagados
Los parlamentarios que comparten hemiciclo con Lula da Silva son los que cobran mejor sueldo
Álvaro Uribe dirige un país, Colombia, en que los parlamentarios cobran 38 veces el salario mínimo
Rafael Correa y Michelle Bachelet, presidentes de Ecuador y Chile respectivamente, también figuran en la lista de salarios privilegiados
Isabel Ordóñez

El desprestigio de la clase política entre la población de América Latina está creciendo al mismo ritmo que crece el abismo salarial entre los astronómicos sueldos de sus parlamentarios y el salario mínimo establecido en muchos de esos países.

 

Pero, ¿cuánto cobra un diputado o un senador en Latinoamérica? En Colombia, por ejemplo, un parlamentario percibe 7.600 dólares al mes, mientras que los obreros tienen un salario mínimo de 200 dólares.

 

Como se puede observar en la siguiente tabla, extraída de una información publicada por el diario AVUI, Brasil encabeza el ranking de sueldos millonarios para los políticos, con 8.100 dólares mensuales. Le siguen Colombia (7.600), Chile (7.400) y México (6.900).

 

SALARIO DE PARLAMENTARIOS

EN AMÉRICA LATINA

País

Sueldo mensual

(en dólares)

Brasil

8.100

Colombia

7.600

Chile

7.400

México

6.900

Ecuador

3.800

Nicaragua

3.200

Argentina

2.800

Guatemala

2.600

Honduras

1.700

Bolivia

1.300

 

Por debajo quedan sueldos como los de los parlamentarios de Ecuador (3.800 dólares mensuales), Nicaragua (3.200), Argentina (2.800), Guatemala (2.600), Honduras (1.700) y Bolivia (1.300).

 

Ambición sin límites

 

Si hacerse político en Latinoamérica es un ‘negocio’ muy rentable, serlo en Brasil resulta todo un privilegio: en una muestra de ambición sin límites, la Cámara de Diputados brasileña aprobó el pasado mes de mayo incrementar un 28 por ciento el sueldo de su presidente, Inácio Lula da Silva, así como los del vicepresidente, los ministros y el conjunto de congresistas.

 

De esta manera, Lula da Silva gana unos 5.650 dólares al mes y el salario del vicepresidente y de los 23 ministros es de 5.320 dólares. El resto de parlamentarios ronda los 8.100 dólares mencionados en la tabla.

 

Hay que resaltar que, a estos sueldos, hay que añadir los gastos de representación, viajes, dietas, bonos de gasolina, sueldos de secretarios y recibos de móviles, como en el caso de Chile, donde estos gastos redondean la cifra de 7.400 dólares que cobran sus parlamentarios hasta alcanzar la de 17.000. Y todo esto en un país donde el salario mínimo es de 250 dólares al mes.

 

Como indicábamos al inicio de esta información, sus homólogos en Colombia tienen asignado un sueldo mensual neto de 7.600 dólares mensuales, 38 veces el salario mínimo del país, que es de 200 dólares.

 

Otros ejemplos

 

La clase política dirigente en Argentina gana un promedio de 2.800 dólares, mientras que el salario mínimo está en 256 dólares al mes.

 

En Panamá, cada uno de los 78 diputados de la asamblea se embolsa una cantidad superior a los 7.000 dólares cada mes, y los 153 suplentes al hemiciclo unos 2.000. En el otro extremo, el salario mínimo está estipulado en 284 dólares.

 

Paraguay paga a sus diputados y senadores 3.460 dólares mensuales, extras incluidos, en contraposición a un salario mínimo de 211 dólares.

 

En cuanto a Uruguay, sus parlamentarios cobran un sueldo de 2.730 dólares y el salario mínimo es de 126 dólares.

 

La Venezuela de Hugo Chávez paga a sus parlamentarios 2.060 dólares, una cantidad a la que hay que sumar los extras “para gastos razonables que tengan en el cumplimiento de sus funciones”. El salario mínimo es de 286 dólares, “el más alto de Sudamérica”, en palabras de Chávez.

 

Los que se rebajan el sueldo

 

En algunos casos, aunque se mantiene el abismo salarial que separa a los ciudadanos de sus mandatarios, éstos se han rebajado el sueldo.

 

Así, el presidente de México, Felipe Calderón, que encabeza la lista de presidentes mejor pagados, con 13.000 dólares, se redujo el sueldo en un 10 por ciento. Sin embargo, el salario mínimo está en 137 dólares, aunque hay que aclarar que el grueso de los trabajadores reciben el triple de ese salario mínimo.

 

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, también se rebajó el sueldo a la mitad cuando accedió al cargo y gana ahora 3.200 dólares, como el resto de parlamentarios nicaragüenses.

 

Y lo mismo hizo Rafael Correa, que cuando asumió la presidencia de Ecuador se rebajó la nómina un 50 por ciento, dejándola en 4.000 dólares. También los congresistas ecuatorianos tuvieron rebajas a principios de 2007. Desde entonces, sus ingresos están fijados en 3.800 dólares al mes. Además, aceptaron no cobrar dietas para ir a las sesiones extraordinarias, aunque pocos días después se aumentaron 1.000 dólares por otros conceptos.

 

Por su parte, Evo Morales también predicó con el ejemplo a sus parlamentarios bolivianos al rebajarse el sueldo y cobrar 1.875 dólares; ellos lo hicieron a la mitad, hasta los 1.310 dólares mensuales desde febrero de 2006.

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos   8 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC