Alicia Latorre lleva al Congreso de los Diputados un grito pro vida

La presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha participado de una comisión en el Congreso de los Diputados para dar testimonio de la actividad que realizan estas asociaciones en apoyo a las mujeres que han abortado o se plantean hacerlo.

Latorre contextualizó la federación que preside, que cuenta con 40 años de existencia junto con otras de reciente creación, todas ella dedicadas a defender la dignidad de la vida humana y difundir «la cultura de la vida, siempre de forma constructiva».

La presidente fue citada por el grupo político Vox, aunque se mostraron abiertos a hablar con cualquier persona de cualquier signo político, ya que se trata de una cuestión, la dignidad de la vida humana, que debería ser transversal y no partidista: «Estamos hablando, ni más ni menos, que de la vida humana».

Alicia Latorre recordó a los diputados que la ciencia ha demostrado que la vida empieza desde el momento cero, desde que en la concepción aparece un ser humano «distinto del padre y de la madre» con ADN propio. Nuestro ADN hoy es el mismo que tuvimos en aquel primer momento de nuestra existencia: «Vemos cómo ha avanzado la embriología, la medicina prenatal, y nos hace cada vez admirarnos más de ese milagro de la vida», en declaraciones.

La representante ha pedido «unas leyes que protejan la vida en todo momento» a la vez que ha denunciado que «parece que hay vidas de segunda categoría que tienen que justificar su existencia».

La presidenta de los pro vida españoles ha preguntado a los diputados «cómo puede ser que dentro de una misma legislación haya un derecho a la vida y un derecho a quitarla» y denuncia la hipocresía de los abortistas que dicen que abortar no es agradable para ninguna mujer «y a la vez se persigue a quienes quieren ayudarla para que no lo haga», llegando a considerarse delito simplemente dar información.

Además ha lamentado que se pretenda limitar el derecho a la objeción de conciencia de los médicos: «Es el mundo al revés. ¿Cómo se puede hacer que un médico tenga que apuntarse a una  lista porque quiere ser fiel a los principios éticos para los que se ha formado? Es como hacer una lista para aquellos bomberos que no quieren hacer incendios. Es algo absurdo», se pregunta Alicia Latorre.

Latorre ha pedido recuperar la verdad y desechar ese meta-lenguaje que quiere hacer pasar por buenas cosas que no lo son y que se desliga de una realidad horrible que no quiere que se conozca. Ha explicado que existe un manual preparado por las multinacionales abortista sobre cómo hablar del aborto, manipulando precisamente el lenguaje. También ha apuntado a la estrategia de no permitir imágenes que muestren lo que es de verdad un aborto.

Alicia Latorre ha relatado a los diputados que muchas de las mujeres que acuden a abortar, una vez lo han hecho y se sienten mal, no acuden a quienes les han practicado el aborto sino a aquellas personas que les pidieron que no abortaran. A continuación ha puesto el audio de una mujer que abortó en 2019 y luego contó lo duro que había sido todo para ella, añadiendo que no quería que pasara por ello ni una mujer más. Esa mujer fue a una asociación provida para que la ayudara psicológicamente, pero sigue acordándose y llorando todos los días por lo que hizo.

Latorre ha reflexionado también sobre las cifras del aborto en España, siendo que esta semana se han conocido los datos del año 2019, y ha lamentado que las vidas humanas perdidas sean consideradas como una mera estadística.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Excelente parlamento de Alicia Latorre. Nada menos que toda una mujer. Inteligente y valiente. Capaz de expresar la verdad a las claras, sin tapujos, sin disimulos ni reticencias. Una verdad que muchos diputados no soportan y a la que habrán hecho oídos sordos poniéndose sus tapones ideológicos, porque no quieren escucharla. Va contra sus intereses. Les resulta incómoda porque desmonta su poltrona pseudo-feministamo y pone en evidencia su mentalidad mezquina y retrógrada disfrazada de progresismo.
    Frente a tanto abortismo prepotente, miserable, criminal e hipócrita, Alicia Latorre es un portento de fuerza y generosidad. Un milagro de vida.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú