En la gastronomía catalana goza de un gran renombre aquella variante de guisantes verdes, redondos y dulces, tradicionalmente cultivados en la comarca del Maresme, especialmente los producidos en el entorno de las poblaciones de la Costa de Levante, y de manera muy destacada los cultivados en las huertas de Mataró, Llavaneres y Caldes.

Uno de los platos más sabrosos y más queridos de la cocina catalana es el guiso de calamares con guisantes. Este plato es muy sencillo de cocinar, para hacerlo hay que cortar los calamares en rodajas y, a fuego lento, poner la cebolla para el sofrito en una cazuela de barro con el fuego bien lento. Cuando la cebolla esté bien dorada hay que poner alguna hoja de laurel y los calamares hasta que tomen color. Después se echa un chorro de vino blanco, lo más seco posible, los ajos picados con un poco de perejil y, finalmente, el jugo del tomate. Cuando empiece a hervir hay que incorporar la sal y los guisantes y dejar en el fuego un cuarto largo. Antes de servirlo en la mesa, si se quiere reforzar el plato, se pueden añadir algunos huevos duros rotos por la mitad. A los antiguos frailes les gustaba, enormemente, la merluza con guisantes y, particularmente, comerlos en días no penitenciales, guisos “a la catalana”, es decir, cocinar “las perlas verdes” con ajos tiernos y butifarra negra.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú