La Corte Suprema revisará el derecho al aborto en Estados Unidos

La Corte Suprema anunció el lunes que reconsiderará el supuesto derecho al aborto que estableció hace casi 50 años y acordó revisar la prohibición de Mississippi sobre el procedimiento abortista después de las 15 semanas de embarazo.

La decisión de la corte de tomar un caso que desafía directamente a Roe vs. Wade, la decisión histórica de 1973 que legalizó el aborto en todo el país, sugiere que la nueva mayoría conservadora de 6-3 de la corte está lista para eliminar o, más probablemente, restringir el supuesto derecho a acabar con la vida del bebé por nacer.

En una orden de una sola línea, el tribunal dijo que revisará solo una pregunta que llega al corazón de Roe: si todas las prohibiciones al aborto antes de que un feto pueda sobrevivir fuera del útero son inconstitucionales.

Es probable que la Corte Suprema escuche los argumentos sobre el caso en el otoño, lo que significa que podría emitirse un fallo en el verano de 2022, solo unos meses antes de las elecciones  que decidirán el control en la Cámara y el Senado, que están estrechamente divididas. La decisión de tomar el caso también crea un choque entre una nueva administración presidencial, que apoya el derecho al aborto, y los estados republicanos, que intentan limitar o prohibir el procedimiento por completo.

Desde que en 2018 se promulgó la prohibición de Mississippi de prácticamente todos los abortos después de las 15 semanas de embarazo, ha sido bloqueada por tribunales inferiores que han citado el estándar de viabilidad de Roe. La mayoría de los expertos médicos creen que la viabilidad ocurre alrededor de las 24 semanas de embarazo.

Mississippi fue parte de una ola de estados de tendencia republicana que aprobaron prohibiciones sobre el aborto en las primeras etapas del embarazo en los últimos años, sabiendo que serían rechazadas por cortes inferiores, pero con la esperanza de brindar a la Corte Suprema la oportunidad de revisar la decisión de Roe. La incorporación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema el otoño pasado expandió la mayoría conservadora del tribunal, lo que generó expectativas de que la corte más alta de la nación restringiría el acceso al denominado derecho al aborto.

Los grupos pro vida celebraron el lunes pasado la decisión de la Corte Suprema de tomar el caso de Mississippi para su revisión.

“Los estados deberían poder elaborar leyes que estén en línea tanto con la opinión pública sobre este tema como con la compasión humana básica, en lugar de la política extrema que impuso Roe”, dijo Jeanne Mancini, presidenta de March for Life y antiguo funcionario de salud de la Administración Bush.

Mientras tanto, los pro aborto renovaron las advertencias de que una decisión que reconsidere Roe podría desencadenar una reacción en cadena en los estados conservadores. Casi una docena de estados, incluidos varios en los últimos años, han promulgado las llamadas prohibiciones de activación que prohíben todos los abortos si se revoca Roe.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

Antes de tomar el caso de Mississippi, la Corte Suprema en los últimos años se ha alejado en gran medida de las demandas relacionadas con el aborto, para frustración de algunos conservadores y de los defensores de la vida alineados con el expresidente Donald Trump. Si bien la corte recientemente tomó otro caso relacionado con el aborto en Kentucky, los jueces durante esos argumentos se enfocarán solo en una cuestión de procedimiento en lugar de considerar el derecho constitucional de interrumpir un embarazo.

Aceptar el caso de Mississippi indica que los jueces podrían ser receptivos a otros desafíos que podrían resultar en nuevas restricciones al procedimiento. Más de una docena de demandas relacionadas con el aborto se encuentran actualmente a un paso de la revisión de la Corte Suprema, incluidas las prohibiciones estatales sobre los métodos de aborto quirúrgico y las prohibiciones basadas en ciertas razones para interrumpir un embarazo, como una anomalía fetal.

Este año ha visto una nueva ola de legislación estatal dirigida al derecho al aborto, con cientos de proyectos de ley presentados que podrían limitar cómo, cuándo y dónde las personas pueden abortar. Varios de esos proyectos de ley ya se han convertido en ley y están siendo impugnados en tribunales federales inferiores.

Los jueces de la Corte Suprema durante meses sopesaron si tomar el caso de Mississippi durante un tiempo inusualmente largo. Discutieron el caso más de una docena de veces en conferencias a puerta cerrada antes de finalmente anunciar el lunes pasado que escucharían el caso.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú