El Obispado de Alcalá ante la denuncia de FACUA por lgtbifobia: se intenta “provocar miedo” y “coartar la libertad de la Iglesia”

La Ley de privilegios homosexual que aprobó la Comunidad de Madrid ya está actuando y coloca en una seria indefensión a personas e instituciones que no comulgan con los preceptos de la ideología de género y el homosexualismo político.

Esta Ley que dota al lobby gay de una serie de privilegios sobrevenidos que el resto de ciudadanos no homosexuales no tienen (y que por lo tanto los discrimina) ha sido utilizada por la asociación de consumidores FACUA. FACUA ha denunciado al Obispado de Alcalá, en Madrid, ante la consejería de Políticas Sociales y Familia después de una presunta vulneración de la misma.

La vulneración habría venido después de saberse que el Obispado ofreciera a través de un centro vinculado a él un servicio de apoyo para las personas que tienen tendencias homosexuales.

Según ha revelado el diario Eldiario.es en ese centro “se dan pautas para dejar de ser homosexual”. El Obispado se ha referido a la polémica asegurando que “no renuncia a acoger y acompañar a las personas que libremente lo solicitan”.

Así lo ha indicado en un comunicado el Obispado a consecuencia de la información publicada por ‘eldiario.es’ por la que, haciéndose pasar por un joven que quiere cambiar su orientación, habría acudido, según la versión del diario, a sesiones del Centro de Orientación Regina Familiae, vinculado al Obispado, y en el que según la publicación se dan pautas para curar la homosexualidad.

¿Lgtbifobia o “ayuda y orientación”?

Al respecto, el Obispado del que es responsable monseñor Juan Antonio Reig Plá alude en su comunicado a que se trata de “ayuda y orientación” solicitada por personas y que “dicho acompañamiento integral, pastoral y espiritual en ésta como en todas las materias, siempre se hace desde la fe y la razón, con amor y verdad a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia Católica”.

Asimismo, el Obispado denuncia la noticia de “absoluta falsedad” y “desinformación”. Y recuerda las palabras del Papa Francisco: “Para mí, los pecados de los medios de comunicación, los más grandes, son los que van por el camino del embuste, de la mentira, y son tres: la desinformación, la calumnia y la difamación».

Es por eso que el Obispado denuncia que “la publicación coordinada de estas noticias en la semana en la que está reunida la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española no es casual; más allá del intento de hacer daño, se trata de una operación para intentar provocar miedo y coartar la libertad de la Iglesia”.

El comunicado hace referencia a otras noticias falsas que ya tuvieron lugar en 2013, 2016 y 2018.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Sobre la acusación de lgtbfobia el Obispado considera que “se trata de acusaciones antiguas, del mismo ámbito ideológico, que ahora intentan apoyarse en un montaje teatral construido ad hoc, en el que un periodista «haciéndose pasar por un joven que quiere cambiar su orientación» pide ayuda y orientación en primera instancia, para provocar después una conversación manipulada referida a la ideología de género y su amparo legislativo en la que expresiones en condicional o que expresan hipótesis son tomadas por afirmaciones, provocando así mismo la recopilación de textos que, naturalmente, impugnan los postulados de género. En resumen estamos ante la fabricación de fake news, en el colmo de la desinformación de la que habla el Papa Francisco”.

En todo caso el Obispado de Alcalá de Henares recuerda “el respeto y el amor que se debe a todas las personas, al tiempo que no renuncia a acoger y acompañar a las personas que libremente lo solicitan”.

Finalmente, este Obispado invita a todos los católicos “a orar por la libertad de la Iglesia en España”.

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Mª del Pilar
    3 abril, 2019 22:47

    ¡Olé! por el obispo, que no dejará de acoger y acompañas a las personas que lo soliciten, faltaría más. Que pasa, que la libertad en España está prohibida, según de quien se trate o de que…? o sea que tienen más libertad los que hacen la mascarada del orgullo gay, que los que se han dado cuenta de que no es eso lo que les pasa y quieren curar sus heridas.
    Puedes salir del armario, cuando quieras, ¡pero no se te ocurra decir que entras…! Por el amor de Dios, a esto se llama dictadura y ademas hipocresía: pan para mi, que los santos no comen

    Responder
  • […] En ningún caso legislaciones de menor rango pueden acabar restringiendo aquella libertad en nombre de unas prohibiciones fabricadas artificialmente. Es el caso de las penalizaciones que intentan introducirse para evitar que personas que son homosexuales y se sienten a disgusto con su condición se asesoren y reciban libremente entrenamiento para probar de revertir su situación. […]

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú