El transexual Caitlyn Jenner contrario a la participación de hombres biológicos en competiciones femeninas

Caitlyn Jenner, famoso transexual estadounidense, fue medalla de oro en decatlón masculino en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976, antes de decidir cambiar de sexo.

Jenner acapara las portadas de los medios estadounidenses desde el pasado sábado, cuando fue abordada por un periodista con la siguiente pregunta:

‘Hay leyes en varios estados que prohiben que los varones biológicos que son trans participen en competiciones femeninas deportivas en la escuela. ¿Cuál es su opinión al respecto?”

La respuesta de Jenner fue clarísima:

Es una cuestión de justicia. Por eso me opongo a que los niños biológicos que son trans compitan en los deportes de niñas en las escuelas. No es justo, y tenemos que proteger el deporte femenino“.

Como señala la también transexual inglesa Debbie Hayton en The Spectator:

“En tres frases, Jenner cortó el sinsentido que ha infectado la política tanto aquí como en Estados Unidos. Demasiados políticos son esclavos de la ideología de género y han sido capturados por la afirmación infundada de que el sexo biológico importa menos que la identidad de género cuando necesitamos segregar la sociedad.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Jenner tiene razón. Permitir que las niñas transgénero -que son niños biológicos- compitan con las niñas es injusto. Los seres humanos no son almas incorpóreas que residen en artefactos que deambulan; somos nuestros cuerpos y esos cuerpos tienen un sexo. Puede que no nos guste nuestro sexo y que algunos de nosotros -Jenner y yo incluidos- hayamos cambiado nuestros cuerpos para parecernos al otro sexo. Pero ni la terapia hormonal ni la cirugía de género pueden deshacer la ventaja que nos dieron antes de nacer cuando el gen SRY de nuestro cromosoma Y virilizó nuestros cuerpos.

Los hombres son más fuertes, más rápidos y tienenn más potencia que las mujeres. Todo el mundo lo sabe. Si no fuera así, ya no habríamos tenido que segregar el deporte. Podríamos competir todos juntos en una competición abierta.

Los ideólogos de género han conseguido ofuscar uno de los hechos más básicos de la biología humana: como todos los demás mamíferos, somos sexualmente dimórficos y no podemos cambiar de sexo. Se han valido de la retórica – “las mujeres trans son mujeres”, por ejemplo- y de apelaciones emocionales para imponer sus reivindicaciones.

Nuestros políticos se han visto atrapados como conejos ante los focos, temerosos de decir lo que seguramente saben que es cierto porque puede molestar a la masa… Los políticos tienen que darse cuenta de que hay diferencias de opinión dentro de la propia comunidad trans. No todos nos hemos creído esta tontería y no nos impresionan los que la consienten“.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú