fbpx

Josep Miró i Ardèvol: «Construyamos una Alianza que derribe el tótem del aborto»

COMPARTIR EN REDES

El Pasado lunes 29 de abril, se produjo un importante encuentro organizado por la Asamblea de Asociaciones por la Vida, la Libertad y la Dignidad, la Federación de Asociaciones provida, la Asociación Católica de Propagandistas, One of Us y NEOX que reunió a más de 500 personas en el auditorio de la Mutua Madrileña bajo el lema «Nos jugamos la Vida. El Alma de Europa».

En ella intervine en nombre de la Asamblea de Asociaciones, este es el texto. Creo que en su brevedad contiene consideraciones concretas y líneas de acción de interés para el futuro inmediato.

Josep Miró Ardèvol aborto
Josep Miró i Ardèvol

Bienvenidos, Paz y Bien a todos.

Os hablo en nombre de la Asamblea de Asociaciones por la vida, la libertad  y la dignidad que agrupa a más de 130 entidades de todas España.

Gracias por estar aquí y por acudir a la llamada y gracias especialmente a los que habéis venido de lejos, de Andalucía, Asturias, Castilla, Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana y otros tantos lugares. Vuestro gesto ilustra la determinación que debe presidirnos.

¿Por qué estamos aquí?  Para defender la vida, claro que sí.

También en esta ocasión para algo más. Para levantar una gran oleada  que se extienda por Europa por la vida, la dignidad y la libertad.  

Conocemos la abominación de la mayoría política francesa que ha reconocido el aborto como derecho constitucional, de los intentos por convertirlo en algo semejante en la Unión Europea; por descontado, tenemos la experiencia de  nuestra situación en  España

No nos  dejamos intimidar por todo ello. Es el canto del cisne de la sociedad de la  policrisis, de la permacrisis, de la sociedad desvinculada, que destruye el vínculo más hermoso, la  más elevada manifestación de amor; el que une a la madre con el hijo engendrado.

Es suicida que, en España, donde desde hace años mueren más personas que nacen, que tiene un déficit vegetativo de 113.256 personas el año pasado, el gobierno idolatre al aborto. En 2023 solo nacieron 322.000 niños y practicaron casi 100.000 abortos Un aborto por cada 3 nacimientos.

Esta  devastación es sobre todo moral, pero también económica, porque destruye el principal capital de un país, el capital humano, que en España representa el 80% del  stock del capital total. El valor per cápita del capital humano en España en 2021 era de 320.975 euros.

Pues bien, cada año el aborto destruye un potencial de capital humano por valor de  más de 26.000 millones de euros, lo que equivale a un 2,0% del PIB español. Más que  la tasa de crecimiento promedio entre los años 2000 y 2023, que  fue del 1,7%. Bastante más que el crecimiento potencial del PIB español a medio plazo  que se sitúa en torno al 1,3% según Banco de España

Y es que sí, el aborto también destruye nuestra economía.

Pero más importante que la economía es el respeto a la vida humana, una condición necesaria del Estado de derecho junto con el evitar el sufrimiento.

La vida es el primero de los derechos porque sin ella les demás derechos no existen. Es el primero de los valores porque sin ser humano no hay nada.

El derecho  de decisión de la mujer basado en la confusión del niño que ha de nacer con su propio cuerpo es una falacia, faltada de toda base jurídica y científica. Porque   el ser humano engendrado posee una identidad genética única y es un “tercero” humano distinto a la madre.

Depende de ella durante 9 meses, sobre un promedio de casi 1000 meses que le esperan de vida. Depende  del cuerpo materno un 0,9%  de su tiempo de vida, pero esta magnitud tan pequeña basta para que, por el simple deseo de la progenitora, sus 1000 meses de vida puedan reducirse a cero. 

¿Desde cuándo el cuidador tiene derecho a la vida del cuidado?

Las leyes no aceptan que el cuidador disponga, según su conveniencia, de la vida de un enfermo de Alzheimer. A pesar de que tenga 90 años, carezca de conciencia de sí mismo, que le queden unos pocos meses de vida, A pesar de  que este cuidar lleve a un mal vivir al cuidador, no se le permite decidir sobre la vida del cuidado. Esto no lo aceptamos, pero se proclama un derecho a matar al nasciturus, el dependiente temporal, con una larga vida por delante.

Esta contradicción  irracional la resuelve el poder de una manera grosera: las leyes del aborto prescinden de la vida humana engendrada; para ellas no existe, aunque sí tenga existencia para ser sujeto de un testamento.

Amigos y amigas

En la Web de la Moncloa se puede leer “Sanidad tiene el firme propósito de seguir garantizando el derecho a las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública, mejorando el acceso a esta prestación dentro del Sistema Nacional de Salud”.

En esta misma web no hay una sola una línea, que se refiera al propósito de ayudar a que todas las mujeres que deseen tener un hijo puedan tenerlo.

La web de la Moncloa, la web de Sánchez, es el testimonio presidencial del sí a la muerte y el no a la vida

Vamos a terminar con todo esto. Empecemos hoy aquí y prosigamos por toda Europa, en  París, Roma, Budapest, hasta culminar en Bruselas. Construyamos, como prioridad absoluta, la alianza de fuerzas sociales, culturales y políticas por el imperio de la vida y la dignidad, que  derribe el tótem del aborto y recupere las condiciones que hacen posible, no solo engendrar, sino  preservar, acoger y cuidar toda vida humana y desarrollarla con dignidad.

 Empecemos también hoy aquí, la otra gran tarea europea, la de la gran conquista del reconocimiento de los derechos del ser humano que ha de nacer. Esa es la gran palanca que derribara la abominación del aborto

No es momento de  sentirse derrotados,  ni de la resignación, ni de la irritación que se complace en si misma

Nuestra respuesta ha de ser la de amar, socorrer, sufrir, perdonar, edificar y actuar.

Actuar sí, porque es el momento de la acción, porque la acción es portadora de sentido.

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol

Sígueme en Facebook

Se proclama un derecho a matar al nasciturus, el dependiente temporal, con una larga vida por delante Clic para tuitear

¿Te ha gustado el artículo?

Ayúdanos con 1€ para seguir haciendo noticias como esta

Donar 1€
NOTICIAS RELACIONADAS

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Fernando Ugalde Abaroa
    6 mayo, 2024 21:11

    La Iglesia se opone firmemente al aborto porque toda concepción humana, sin importar si es por violación, incesto, probeta, fecundación asistida, vientre de alquiler o lo que sea, es una manifestación clara de la Voluntad creadora de Dios, del hombre «a su imagen y semejanza», lo que marca, además, una enorme distancia del resto de las criaturas.

    Por esa misma razón, que viene del Quinto Mandamiento, no está permitido matar a otro ser humano porque es contrario a la Voluntad de Dios, que ha puesto a cada ser humano sobre la Tierra por alguna razón que solo Él conoce y que solo Él puede disponer cuanto ha de vivir.

    Si se saca este elemento de la discusión acerca del aborto (lo mismo ocurre con los Derechos Humanos, tema del que se ha apoderado la izquierda) y se lleva a un terreno puramente secular, ahi cobran valor todos los argumentos de los por así llamarlos abortistas. Porque es cierto; un embrión humano de unas pocas semanas (las leyes de aborto ponen mucho cuidado en el límite del período de gestación en que es legal), no es superior a cualquier animal. Paradojamente, ahora se protege mucho a los animales y es así como costumbres comunes y aceptables de otros tiempos ahora son consideradas maltrato animal inaceptable y por tanto delitos (con las correspondientes penas).

    Pretender debatir con los abortistas en este terreno no lleva a ninguna parte y además, tienen todas la de ganar.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.