La Agencia Tributaria se centrará en el dinero en efectivo

La Agencia Tributaria ha marcado como objetivo en el Plan General de Control Tributario y Aduanero de 2021 la lucha contra el fraude relacionado con el dinero en efectivo. En dicho plan, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se especifica que una de las líneas prioritarias de comprobación será “en aquellos sectores y modelos de negocio en los que los niveles de economía sumergida puedan generar una especial percepción social, con especial observancia del uso de efectivo en cantidades superiores a las legalmente establecidas”. En concreto, se refiere al efectivo como un uso “muy vinculado a la economía sumergida”.

En la norma, donde se refiere a la investigación y las actuaciones de comprobación del fraude tributario y aduanero, se recoge dentro del apartado de ‘actuaciones’ que una de las ejecuciones que la Agencia Tributaria mantendrá a lo largo de 2021 es “la presencia de la Administración en aquellos sectores y modelos de negocio en los que los niveles de economía sumergida puedan generar una especial percepción social, con especial observancia del uso de efectivo en cantidades superiores a las legalmente establecidas”.

Además, y perteneciendo al bloque de ‘otras actuaciones de control sobre el cumplimiento de la normativa interna’ se recoge también “el control del dinero abonado en efectivo en el marco de las transacciones económicas suele estar muy vinculado con la economía sumergida, por lo que con independencia de cuáles son los límites cuantitativos que se encuentren vigentes de acuerdo con la normativa aplicable, las operaciones en efectivo continuarán siendo objeto de atención una vez más por parte de la Administración tributaria”.

El secretario general del Sindicato de Inspectores y Técnicos de Hacienda (Gestah), José María Mollinedo, reveló como la Agencia Tributaria es capaz de detectar cuando un negocio está cometiendo fraude con el uso del dinero en efectivo. Según Mollinedo el organismo pone en énfasis dos tipologías distintas de fraude relacionado con el dinero en efectivo. La primera de ellas es la no inclusión en la declaración del dinero en metálico. El secretario general pone como ejemplo el sector de la hostelería.

“Imagina que en Cuenca hay una serie pizzerías en las que se puede pagar tanto con tarjeta, como en efectivo. Sin embargo, uno de ellos sólo declara las facturas de las operaciones que le pagan con tarjeta. Se trata de una situación rara y es muy fácil que un negocio con este tipo de comportamientos entre en el plan de comprobación porque no cumple con los ratios” detalló el experto. Se comprueban todos aquellos aspectos que puedan indicar que un negocio está facturando en B” dijo Mollinedo. Esto hace, siguiendo con el ejemplo anterior, que “una pizzería que con más o incluso el mismo número de empleados facture menos que otra de la zona, sea sospechosa”.

Por otro lado, también existe el caso contrario, en el que los inspectores de hacienda se encuentran con aquellos establecimientos en los que sólo se usa efectivo. “Es fácil que un autónomo reconozca que no le compensa pagar comisiones bancarias por la instalación de un datáfono y sólo admita pagos en efectivo” dijo Mollinedo.

Se comprueban todos aquellos aspectos que puedan indicar que un negocio está facturando en B Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú