La multinacional abortista Planned Parenthood se apunta a las terapias de cambio de sexo para adolescentes

(Bioedge/Michael Cook) Planned Parenthood se está introduciendo en el mercado de tratamientos de cambio de sexo para adolescentes, según un informe de la periodista Abigail Shrier.

En su blog SubStack, Shrier, periodista del Wall Street Journal y autora del libro “Daño irreversible”, ha entrevistado a una antigua empleada de Planned Parenthood que solía ofrecer tratamiento a niños que querían cambiar de género.

La empleada, que desea permanecer en el anonimato, insistió en que estaba de acuerdo con la misión principal de Planned Parenthood de proporcionar abortos, pero que tenía serios reparos a la hora de proporcionar tratamientos de cambio de sexo. Trabajaba en una pequeña ciudad estadounidense de unos 30.000 habitantes y dice que todos los días llegaban una o dos chicas como nuevas clientas solicitando testosterona. “Un poco de aritmética revelan que un porcentaje escandaloso de las adolescentes de la ciudad pasaron por la clínica en pocos años”, escribe Shrier.

Las chicas no recibieron una atención médica muy atenta:

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

“En la clínica donde trabajaba no había médicos. Los profesionales con mayor formación médica eran los enfermeros, dijo. La clínica empleaba a un consejero de género que no tenía “ninguna credencial profesional real ni formación formal, aparte de ser HaM” (es decir, una persona transgénero de hombre a mujer). Los adolescentes acudían a hablar con esta consejera de género y Planned Parenthood enviaba las “notas de la consejera a un profesional de la salud mental con licencia real en algún lugar fuera de la clínica, y aprobaba con un sello de goma que los pacientes comenzaran su transición”. Básicamente, así es como eludían el requisito de hablar con un consejero real”, según explica la antigua empleada”.

Embarcarse en un tratamiento con testosterona es arriesgado. La antigua empleada explicó que ella debía hacerles firmar un formulario de consentimiento informado antes de iniciar el tratamiento. “Puedo afirmar que nunca vi a nadie leerlo”, dijo.

Shrier concluye: “Según el testimonio de la empleada de Planned Parenthood, en las clínicas de atención afirmativa como ésta, para los adolescentes que buscan una transición médica rápida, el botiquín está totalmente abastecido, el cliente siempre tiene razón y la luz siempre está en color verde”.

La antigua empleada explicó que ella debía hacerles firmar un formulario de consentimiento informado antes de iniciar el tratamiento. Puedo afirmar que nunca vi a nadie leerlo, dijo Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú