La verdad sobre el bloqueo húngaro y polaco al fondo de recuperación

Hoy ha saltado la preocupante noticia: Hungría y Polonia bloquean el urgente y tan necesario fondo de recuperación europeo para superar los efectos del coronavirus. ¿El motivo? Según La Vanguardia, ambos países se oponen a que estos fondos se condicionen al respeto al Estado de Derecho.

Pero lo cierto es que la realidad es ligeramente diferente y la clave es qué se entiende por Estado de Derecho.

Si por Estado de Derecho se entiende separación de poderes, respeto a la Ley, jueces independientes, igualdad ante la Ley y que toda decisión de los órganos de gobierno esté sujeta a procedimientos regulados por ley, entonces Hungría y Polonia son Estados de Derecho plenos.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El problema es lo que entiende la Unión Europea por Estado de Derecho, pues el concepto que defiende es diferente, algo que ya se puede adivinar cuando afirma que los fondos se vincularán no solamente al “Estado de Derecho”, sino al mucho más elástico respeto por los “valores democráticos”.

Para entender a qué se refieren cuando hablan de Estado de Derecho o de valores democráticos puede ayudarnos revisar el Informe Sargentini contra Hungría aprobado por el Parlamento Europeo en julio de 2018 contra Hungría y el Informe López Aguilar contra Polonia aprobado también por el Parlamento Europeo el pasado mes de julio de 2020. En ambos informes se utiliza el concepto “Estado de Derecho” para imponer a esos países la aceptación del aborto y la ideología de género.

Así, el Informe Sargentini criticaba a Hungría afirmando que“la definición de «familia» en la Constitución húngara como «matrimonio y relaciones entre progenitores e hijos» está desfasada y se basa en creencias conservadoras”.

En el Informe López Aguilar contra Polonia, redactado por el exministro español socialista, se critica la legislación que se ha ido desarrollando en ese país para proteger la vida prenatal, exigiendo a Polonia “que se abstenga de ulteriores intentos de restringir la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”, en referencia al aborto, al tiempo que también critica la iniciativa polaca “Stop Pedofilii” contra la promoción de las relaciones sexuales con menores.

¿Estado de Derecho? ¿Valores democráticos? Lo que Hungría y Polonia rechazan es condicionar los fondos de recuperación a la aceptación del aborto y la ideología de género.

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Avatar
    josé gonzalez
    18 noviembre, 2020 21:35

    Me temo que los derechos de un Estado de derecho de la UE es el producto de la progresía dominante y de lo políticamente correcto. En el tema del aborto la cuestión es el dilema de qué está antes la vida o la libertad. Obviamente sin vida no hay libertad, aunque sin libertad puede haber vida, si no que se lo digan a los regímenes como el cubano, venezolano, chino, etc Entonces la vida es el valor superior que debe proteger un Estado de derecho como el húngaro y el polaco. Si esa es la principal objeción que tiene la UE respecto de los Estados de derecho de Polonia y Hungría, pues que me perdonen, pero es que tienen muy pocas cosas importantes que hacer, con la cantidad de ellas que hay.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú