fbpx

Obispos británicos: «Los ancianos y los discapacitados tienen el mismo derecho al tratamiento en una pandemia»

Los pacientes ancianos y discapacitados con coronavirus tienen el mismo derecho a tratamiento para prolongar la vida que otros, han dicho los obispos de Inglaterra y Gales. En una declaración el 20 de abril, los obispos constataron que la pandemia había ejercido una gran presión sobre el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Gran Bretaña.

«Con la escalada del coronavirus, la demanda de recursos del NHS está superando la oferta y los responsables de nuestra atención y bienestar se enfrentan a decisiones difíciles», dijeron.

Sin embargo, argumentaron, los médicos que luchan con recursos escasos nunca deben decidir no tratar a los pacientes en función de factores como la discapacidad o la edad.

«La decisión de no ofrecer un tratamiento que prolongue la vida a un individuo nunca debe ser un juicio basado en la valía de la vida de esa persona, incluida su edad u otras características sociales, sino una decisión pragmática sobre la probabilidad de que se beneficie de intervención dada su condición médica«, dijeron los obispos en este contexto de pandemia.

Agregaron que este principio estaba consagrado en la Constitución del NHS, así como en la jurisprudencia.

La pandemia actual y el «racionamiento médico»

«Hasta la pandemia actual, los recursos siempre se han asignado de acuerdo con la necesidad médica y el beneficio para el paciente», dijeron. «Hoy este enfoque debe complementarse maximizando los escasos recursos para el bien común y, por lo tanto, el pronóstico y la probabilidad de beneficio se convierten en los criterios primordiales».

Los obispos dijeron que habían hablado en respuesta a aquellos que expresaban preocupación acerca de si ellos o sus seres queridos recibirían soporte vital en un momento de «racionamiento médico».

«Si bien todos estaríamos de acuerdo en que la asignación de recursos debe hacerse de la manera más justa posible, los criterios de equidad deben ser claros y compartidos por todos nosotros«, dijeron. «Estos principios se aplican tanto moralmente como en la ley que rige nuestras expectativas y derechos sobre la salud y la atención social».

“Como católicos, nuestro punto de partida es que todos estamos hechos igualmente a la imagen de Dios (CCC 357). El valor humano no es una medida de nuestra capacidad mental o física, nuestra función social, nuestra edad, nuestra salud o cualquier otra evaluación cualitativa. Dios nos hizo a cada uno y al hacerlo nos dio a todos la misma dignidad y valor. Esto nunca se pierde durante la enfermedad o la muerte «.

Los obispos instaron a las personas con afecciones de salud menores a discutir con sus familias qué tipo de tratamiento desearían recibir. «A cada uno de nosotros se nos pueden presentar escenarios clínicos que son desagradables y angustiantes, sin embargo, los médicos deben tomar las decisiones menos peores», dijeron. «Este enfoque nos ayuda a centrarnos en el bien común».

Del mismo modo, los católicos se centrarán en el beneficio de un tratamiento particular para la persona teniendo en cuenta todos los factores médicos. Esto, nuevamente, nos ayuda a centrarnos en el bien común de todos y cumple mejor los principios de justicia e igualdad«. Los obispos apelaron al personal médico para que se comunicara de manera clara y sensible con los pacientes y sus seres queridos.

Agregaron: “Siempre debemos ser conscientes del cuidado espiritual de los pacientes y sus familias, así como del personal de salud y asistencia social. Nuestros capellanes tienen un papel particular en este sentido, pero todos conoceremos a alguien por quien podemos rezar y ofrecer apoyo ”.

La declaración fue firmada por tres obispos ingleses: el obispo Richard Moth, presidente del departamento de conferencias para la justicia social de los obispos, el obispo Paul Mason, obispo principal para el cuidado de la salud y la salud mental, y el obispo John Sherrington, obispo principal para asuntos de la vida.

Más información ESPECIAL CORONAVIRUS

Obispos británicos dicen que la decisión de no ofrecer un tratamiento que prolongue la vida nunca debe estar basado en la valía de la vida de esa persona, incluida su edad o características sociales #coronavirus Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.