fbpx

Papa Francisco sobre la pandemia: «Dejémonos tocar por el corazón de Jesús»

El Papa Francisco ha hecho público su nuevo vídeo que mensualmente publica con una nueva intención de oración, en este caso centrado en el contexto de la pandemia que ha provocado una crisis sanitaria global.
En ese sentido, el Santo Padre destaca que «muchas personas sufren por las graves dificultades que padecen» y subraya que «nosotros podemos ayudarlas acompañándolas por un camino lleno de compasión». Ese camino «transforma la vida de las personas y los acerca al Corazón de Cristo que nos acoge a todos en la revolución de la ternura».

Es por eso que Francisco invita a rezar «para que aquellos que sufren encuentren caminos de vida, dejándose tocar por el Corazón de Jesús».
Más allá de la pandemia son muchas las personas que sufren en el mundo. No solamente por el hecho de la pandemia que vivimos.

No solo una pandemia, todas las pandemias

Como dijo Francisco el mes pasado, el 14 de mayo, también por otras pandemias, como “la pandemia de las guerras, del hambre y muchas otras”.
El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia y la sustenta la Red Mundial de Oración del Papa.
pandemia
La devoción al Corazón de Jesús tiene una larga historia. Desde el «corazón traspasado de Jesús» en el Evangelio de san Juan —interpretado en la mística medieval como herida que manifiesta la profundidad de su amor—, pasando por las revelaciones a santa Margarita María de Alacoque en el siglo XVII y el culto posterior al Sagrado Corazón en el siglo XIX, hasta la Divina Misericordia con santa Faustina Kowalska a principios del siglo XX.
Incluso el Papa Pío XII llegó a escribir una encíclica sobre el Sagrado Corazón, Haurietes aquas (1956). A lo largo de la historia ha habido diversas inculturaciones de esta devoción, con diversas formas y lenguajes, pero siempre para que el Padre nos revelara en toda su profundidad el misterio de su Amor a través de un símbolo privilegiado: el corazón vivo de su Hijo resucitado. Pues “el Corazón de Cristo es el centro de la misericordia”, dice Francisco.
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.