Un falso derecho

Por Jesús Martínez

Como ha dicho en reiteradas ocasiones el Papa Francisco, la pendiente resbaladiza hacia la eutanasia en las sociedades occidentales responde a una afirmación ideológica de la voluntad de poder del hombre sobre su vida, que se abre paso cuando se difumina el sentido de la vida y de la muerte.

Con esta Proposición, que en apariencia garantiza la libertad de consentimiento y recoge la posibilidad de la objeción de conciencia médica, los socialistas pretenden elevar la eutanasia a la categoría de nuevo derecho constitucional. Pero como ha señalado el Portavoz de la Conferencia Episcopal, se trata de un monumento a la insolidaridad, promueve un falso derecho y un corredor de la muerte voluntario.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú