fbpx

Uruguay y la ley Trans: Más que un referéndum

El próximo 4 de agosto 2019 los ciudadanos de Uruguay están llamados a votar en un pre-referéndum para derogar la ley Integral para las Personas Trans. Un texto de ideología radical que fundamenta los supuestos en los que se basa la antropología humana, y asume al pie de la letra la interpretación queer de la perspectiva de género sobre las identidades sexuales.

Precisamente cuando desde ámbitos tan distintos como los de la ciencia médica, la Iglesia Católica y el feminismo rechazan aquella extraña ideología, Uruguay puede llegar a asumirla como ideología de estado si el pre-referéndum no lo evita. Será un caso singular en el escenario internacional.

La ideología trans y sus consecuencias para la sociedad y las personas

El término transgénero hace referencia a las personas cuya percepción subjetiva es distinta al sexo. El concepto médico asignado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (DSM-5) es el de disforia de género, también llamado trastorno de identidad de género, que señala una discordancia entre la identidad y el sexo físico.

La teorización política sobre la “identidad de género” es reciente, y constituye una interpretación ideológica que se deriva de la perspectiva de género, y que tiene en Judith Butler una de sus máximas exponentes. Surge de una interpretación del feminismo, leído desde la experiencia lésbica y el criterio de que “lo personal es político”. Lo que ha conllevado a un desarrollo en cascada de identidades de género, que surgen de la subjetividad del deseo, y que expresa bien el progresivo alargamiento de las siglas definidoras de aquel proyecto político, LGBTI+…

En el caso de la visión ideológica sobre la disforia de género, el punto clave y fuera de todo fundamento científico, es la afirmación de que el sexo es “asignado” en el momento del nacimiento, de lo que se deriva  que cada quien puede elegir su sexo por voluntad propia, con lo cual se ‘construye’ la llamada identidad de género por medio de tratamientos médicos y quirúrgicos. Hasta cierto punto es una aplicación segmentada del transhumanismo.

Esa ideología es una ruptura radical con la antropología humana y sus dimensiones y consecuencias naturales, objetivas, quitando toda objetividad a la existencia humana.

Bajo estas bases, el gobierno de Uruguay ha elaborado una ley que el pre-referéndum intenta impedir

Razones del rechazo académico y científico a la ideología trans.

En el caso concreto de Uruguay Profesores de Endocrinología de la Facultad de Medicina de la estatal Universidad de la República enviaron una carta a la Comisión parlamentaria de Población, Desarrollo e Inclusión, en la que se advierte de las serias consecuencias adversas del tratamiento en menores.

Concretamente señala: La alteración del desarrollo y crecimiento corporal, afectando también a su altura, masa ósea y capital mineral óseo a largo plazo, pudiendo presentar osteoporosis y fracturas. En mujeres Trans, los estrógenos pueden provocar, a los pocos meses, efectos irreversibles en el crecimiento mamario definitivo, y la disminución del tamaño testicular e infertilidad permanente. En varones Trans, el tratamiento con testosterona puede provocar a pocos meses de recibirlo, efectos irreversibles como voz grave, vello facial y corporal, calvicie masculina.

El uso de hormonas posee otros efectos adversos como el riesgo trombótico, eventos cardiovasculares, hipertensión arterial y favorece algunos canceres.

También es de una gravedad extrema el trastorno vital irreparable que va a provocar en muchos de estos menores, dado que la literatura científica ha dejado establecido que la subjetividad sexual se realinea con su sexo biológico una vez pasada la pubertad. La razón es obvia y concreta, y se debe a la acción natural de las hormonas de su propio organismo al completar su proceso de maduración. Con el tratamiento médico se actúa contra natura bloqueando el desarrollo sexual normal, abocando al sujeto a una manipulación de su propia naturaleza. Al mismo tiempo, es necesario advertir que no existen trabajos científicos solventes y aceptados por la academia que avalen este tipo de tratamiento. Tampoco se disponen de investigaciones a largo plazo sobre la eficacia y seguridad de los mismos.

Una clara manifestación de los peligros y amenazas de este tipo de intervenciones que la ley persigue generalizar cuenta con la autorización para ser utilizados en niños y adolescentes sanos por parte de la FDA, (Food and Drug Administration), la agencia responsable de regular en los Estados Unidos los fármacos utilizados en el ser humano.

En definitiva, la ley Trans va a permitir una actividad médica sobre los menores totalmente imprudente

La oposición de la Iglesia Católica

La Comisión Nacional de Pastoral Familiar y Vida, de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), invita a votar decididamente para procurar la derogación de la ley Trans.

Sus razones se basan en la ya apuntada ruptura antropológica que se provoca al legislar que el sexo es asignado a cada cual en su nacimiento como si se tratara de un hecho opcional, y no de una realidad natural y objetiva. Aquella visión propia de la ideología queer, es contraria a toda realidad científica. “A todas luces, a una persona no se le asigna un sexo en el momento del nacimiento, sino que se reconoce el que tiene en todo su cuerpo, en sus células y en su morfología, así como su importancia para el desarrollo de la personalidad».

«Esta misma negación de los hechos, vinculada con una filosofía individualista, voluntarista y hedonista, es coherente con la negación del sentido de ser varón y mujer, de la razón del matrimonio natural de varón y mujer, de la relación de la sexualidad con la procreación humana (por algo se llama aparato reproductor) y de la valoración de la familia fundada en el matrimonio como el ámbito propio de la procreación y educación humana».

Señala como los aspectos mas negativos de la ley:

  1. Los antropológicos de la ley que pretenden negar la realidad natural. Se nace hombre o mujer.
  2. Desconocimiento de la patria potestad de los padres, dado que los menores que pueden decidir por sí solos hormonarse hacia el sexo opuesto.
  3. Imposición estatal de la ideología de género en los ámbitos educativos y sanitarios.
  4. Se transforman deseos subjetivos “derechos” e identidades políticas, hasta el extremo de asignar una cuota obligatoria del 1% de personas

La oposición feminista

El feminismo no adscrito a la ideología queer de la perspectiva de género han contestado a estos postulados con un durísimo manifiesto cuyo título lo dice todo: “Un feminismo crítico abolicionista del género”: “considera el género como una categoría es una práctica antifeminista”, rechazando que el género sea una cuestión identitaria unida al deseo. Para las feministas contrarias a la perspectiva de género acuñada por Butler, el género es solo una categoría analítica, “una construcción sociocultural que establece papeles en función del sexo”. La construcción sobre la que el patriarcado asienta la subordinación de las mujeres. La cuestión del género es un tema entre mujeres y hombres., o mujeres y machistas, si así se prefiere. Afirman con rotundidad que creer que “los hombres pueden ser mujeres solo por decirlo, elimina la realidad de las mujeres” y “niega la realidad de         que están oprimidas por haber nacido de sexo femenino”. La identidad de género actúa contra “las leyes que nos protegen, nos invade nuestros espacios seguros, e incluso nos prohíbe hablar de nuestra anatomía alegando delito de odio”, para las feministas el género es “la piedra angular sobre la que se asienta la opresión sexual de las mujeres y las niñas de la política patriarcal que es necesario erradicar”. Y apunta, además, a un extremo criticado por muchos y aceptado beatamente por las autoridades políticas, sean del color que sean: practicar la teoría queer desde la infancia y la adolescenciacomo se está viendo en los centros de enseñanza  pone en peligro la salud física y mental  de una población muy vulnerable por razones de edad y con consecuencias irreversibles

Si la ciencia advierte de sus peligros, si la Iglesia formula razones relacionadas con el bien común y la ley natural, si el feminismo manifiesta su rechazo. ¿En nombre de qué fundamentos el gobierno de Uruguay persigue aprobar una ley alejada de toda razón ilustrada, precisamente, la raíz intelectual de este país?

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú