inicio
  Domingo, 21 de septiembre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   5 votos
07/02/2011 - Sociedad
Más concentración de fracaso escolar entre inmigrantes que entre nativos en la UE: España bate records en unos y otros
El abandono educativo temprano de inmigrantes en territorio español es del 45% y el de la media de los Veintisiete del 26%. Entre los nativos, los españoles fracasan más del doble que sus socios europeos, que tienen un 13% de abandono
Estudios oficiales elaborados en Finlandia y Holanda indican que cada alumno fracasado acaba costando al Estado un millón de euros a lo largo de toda su vida
 Noticias relacionadas
Víctor Ruiz

El abandono educativo temprano de los inmigrantes sitúa a este sector de la población “en riesgo de acabar en el paro, o vivir en una situación de precariedad o pobreza, o dependiente de las ayudas sociales”, advirtió el pasado 31 de enero desde Bruselas la comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou, ante las estadísticas de fracaso escolar en la UE de los Veintisiete.

 

La preocupación mostrada por Vassiliou se basa en los datos de la Encuesta Europea sobre las fuerzas de trabajo, elaborada por Eurostat, que muestran, al mismo tiempo, que más de seis millones de jóvenes abandonan cada año los estudios en la UE sin concluir la ESO, lo que a su vez comporta un gran obstáculo para el normal desarrollo económico y social.

 

Como denuncia la comisaria europea, la situación se agrava en el caso de los jóvenes de origen extranjero, ya que hay una mayor concentración de fracaso escolar entre los inmigrantes, con unas tasas que doblan las de los nativos.

 

De hecho, el 26% de los inmigrantes de los países de la UE de entre 18 y 24 años abandonan el sistema escolar sólo con el título de Primaria o habiendo cursado parte de la Secundaria, mientras que ese porcentaje se reduce al 13% entre los autóctonos.

 

España, doble récord de fracaso

 

Las cifras de abandono escolar temprano entre los inmigrantes se disparan en el caso de tres países: España, que bate record con un 45%; Grecia, que roza este mismo porcentaje; e Italia, rondando el 42%.

 

Además, a diferencia de Grecia e Italia, el caso de España es doblemente grave ya que también se sitúa entre los tres países cuyos nativos tienen más fracaso escolar en la UE.

 

España se acerca al 30% de fracaso escolar entre sus autóctonos y es superada sólo por Malta, por encima del 35% y prácticamente sin inmigración, y Portugal, con algo más del 30%.

 

Asimismo, los porcentajes de fracaso escolar en territorio español, en ambos casos, son un indicativo de que en España falla algo muy profundo en el sistema educativo, ya que la distancia con la media de la UE es astronómica.

 

Mientras el abandono educativo temprano de inmigrantes en territorio español es del 45%, el de la media de los Veintisiete es del 26%. Y entre los nativos españoles, con casi un 30% de fracaso, el abandono de los estudios es más del doble que el de sus socios europeos, que tienen un 13% de abandono.

 

Por otra parte, el mayor porcentaje de abandono de los estudios a edades tempranas es en general mayor entre los inmigrantes que entre los nativos en prácticamente toda la UE, salvo las excepciones de Portugal, donde los extranjeros fracasan en un porcentaje ligeramente inferior al 30%, mientras los nativos superan ese porcentaje; Gran Bretaña, donde los jóvenes británicos fracasan alrededor del 16% y los inmigrantes aproximadamente un 12%; y Noruega, donde el fracaso escolar inmigrante ronda el 16% y los noruegos un punto porcentual más.

 

Las razones de este fenómeno de mayor fracaso escolar entre los inmigrantes que entre los nativos tienen mucho que ver con las condiciones socioeconómicas familiares y las de adaptación entre los jóvenes extranjeros de entre 10 y 15 años.

 

También llama especialmente la atención en el estudio de Eurostat el caso de Polonia, también sin inmigración significativa, que tiene un porcentaje de fracaso escolar de tan sólo alrededor del 6%.

 

El coste económico

 

Otra cuestión motivo de preocupación en Bruselas es el coste económico que el fracaso escolar supone para los diferentes estados. De hecho, estudios oficiales elaborados en Finlandia y Holanda indican que cada una de estas personas acaba costando al Estado un millón de euros a lo largo de toda su vida. “Es una tendencia inasumible”, resumió Androulla Vassiliou.

 

La comisaria de Educación añadió que “bastaría con reducir un punto porcentual la proporción de los que abandonan prematuramente los estudios en Europa para que el número de jóvenes cualificados aumentase en casi medio millón cada año”.

 

Por su parte, José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, declaró el mismo 31 de enero que “Europa no se puede permitir olvidar a tantos jóvenes con potencial para contribuir al desarrollo de nuestra sociedad y nuestra economía”.

 

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   5 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC