inicio
  Viernes, 19 de diciembre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   2 votos
24/08/2007 - Familia
Crisis de la familia: Las estadísticas muestran su creciente fragilidad
“La familia se enfrenta a las fuerzas del secularismo, del relativismo ético, de la pobreza y de la legislación que debilita el matrimonio”, advierte el Papa
Cada vez es más frecuente que lo que empieza como un conflicto entre la pareja acabe en divorcio
Los niños suelen ser las víctimas más afectadas por la separación de sus padres
El Papa advierte de que el secularismo, el relativismo ético, la pobreza y la legislación perjudican a la familia
ForumLibertas.com/Zenit.org

La crisis que actualmente atraviesa la familia se ve reflejada en los datos estadísticos, que muestran su creciente fragilidad, según constata el padre John Flynn, asiduo colaborador de la agencia ZENIT.

 

El matrimonio y la familia son realidades cada vez más frágiles. En el Reino Unido, por ejemplo, las últimas noticias muestran que el número de mujeres que han tenido hijos fuera del matrimonio ha subido un 22 por ciento en los últimos 5 años.

 

Según un reportaje del 29 de junio publicado por el periódico Daily Mail, en el 2006 nacieron fuera del matrimonio un total de 327.000 niños, 59.000 más que en 2001. En términos de proporción con respecto al total de matrimonios, en el 2006 el 43,7 por ciento de los bebés nacieron de madres no casadas.

 

El Daily Mail citaba a Patricia Morgan, autora de algunos estudios sobre la familia, que acusaba al sistema fiscal británico de favorecer la maternidad en soltería. “Dos de cada tres bebés nacidos fuera del matrimonio lo fueron de parejas que tenían un ojo puesto en los servicios sociales”, declaró al periódico.

 

Las familias, discriminadas en el Reino Unido

 

Sus afirmaciones fueron confirmadas por un antiguo ministro para la reforma del estado del bienestar del Partido Laborista. Sostenía que el sistema de impuestos y ayudas “discrimina de forma brutal” a las familias con los dos padres, informaba el periódico Times, el 14 de junio.

 

Actualmente, una madre soltera que trabaje 16 horas a la semana, tras las ventajas fiscales, gana un total de 487 libras a la semana, explicaba Field. En contraste, una familia con ambos padres que ganen el salario mínimo tienen que trabajar 116 horas para obtener los mismos ingresos, puesto que el sistema de créditos impositivos no tiene en cuenta al segundo adulto.

 

Los efectos negativos de tal sistema en las familias se vieron confirmados por los datos publicados a principios de año por la Oficina para las Estadísticas Nacionales británica (ONS). Según un reportaje del 11 de abril en el periódico Independent, el 24 por ciento de los niños en Gran Bretaña vivían sólo con un padre en 2006. Cifra que se puede comparar con el 22 por ciento de 2001.

 

Según la ONS es más probable que estos niños vivan en casas de alquiler y en hogares “no apropiados”.

 

El matrimonio, amenazado

 

El informe de la ONS también mostraba que desde 1971 la proporción de personas que viven en hogares con familias tradicionales, con parejas e hijos dependientes, ha descendido del 52 al 37 por ciento de la población. Además, la proporción de personas que viven en pareja sin hijos ha subido del 19 al 25 por ciento.

 

Los datos sobre cifras de matrimonio han provocado que los grupos pro familia adviertan ante la grave amenaza que vive esta institución, informaba el periódico Telegraph el 22 de febrero.

 

Las cifras de la ONS para el 2005 revelaban que el número de personas que eligió casarse descendió en un 10 por ciento, llevando al índice de matrimonios más bajo desde que fueron calculados por primera vez en 1862. En 2005 hubo 244.710 matrimonios en Inglaterra y Gales, por debajo de lo 273.070 de 2004.

 

Declive en Irlanda

 

Las familias en Irlanda también están en declive, según las últimas estadísticas publicadas por la Oficina Central de Estadística. La información hecha pública del censo del 2006 mostraba que, desde 2002, la unidad familiar tradicional ha descendido en todas las principales ciudades de la nación, informaba el Irish Times el 1 de junio.

 

Además, las parejas que conviven sin casarse son el tipo de unidad familiar que más ha crecido en Irlanda. En 2002, la cifra total de parejas que cohabitaban era de 77.600. En 2006 aumentaron hasta las 121.000, un incremento desde el 8,4 por ciento de 2002 al 11,6 por ciento del año pasado. Los progenitores solos, la gran mayoría de ellos mujeres, sumaron 152.542 de los hogares irlandeses.

 

John P. Byrne, autor de un reciente informe sobre impuestos y familia, comentando estas cifras para el Instituto Iona, afirmaba que el actual régimen de impuestos penaliza a las parejas casadas con un solo miembro trabajador con más de 6.240 libras al año.

 

“Necesitamos examinar, como sociedad, de qué forma podemos hacer que la economía sea más amistosas con las familias”, añadía el 28 de junio en una declaración de prensa del instituto.

 

Aumento de divorcios en Italia

 

En Italia, los datos publicados por el Instituto Central de Estadística (ISTAT) revelaban que, de 1995 al 2005, el número de divorcios ha aumentado de forma significativa. Según un reportaje del 26 de junio en el periódico La Repubblica, durante este periodo de 10 años los divorcios aumentaron en un 74 por ciento, alcanzando los 47.036 en 2005.

 

El número de separaciones aumentó un 57,3 por ciento en los 10 años, alcanzando las 82,291 en 2005. Según las leyes italianas, la separación es el paso preliminar para poder obtener el divorcio, aunque no todas las parejas que registran su separación acaben en divorcio.

 

La esperanza, Estados Unidos

 

Una de las pocas informaciones que dan algo de esperanza sobre la familia ha venido de Estados Unidos, donde el índice de divorcios sigue descendiendo, informaba Associated Press el 10 de mayo.

 

El índice de divorcios alcanzó su máximo histórico en 1981 con 5,3 divorcios por cada 1.000 personas. Ha seguido descendiendo y ahora está en el 3,6 por 1.000, el índice más bajo desde 1970.

 

No obstante, el 21 de mayo un análisis del Wall Street Journal del reportaje publicado por Associated Press mostraba que la interpretación de los datos no es tan simple. Para empezar las estadísticas tratan los divorcios en proporción con el total de la población, pero no revelan el porcentaje de matrimonios que acaban en divorcio.

 

Además, aunque los divorcios han descendido, también lo ha hecho el índice de matrimonios por cada 1.000 personas en cerca de un 30 por ciento en los últimos 25 años. Por lo tanto, con más parejas cohabitando una parte del descenso de divorcios podría deberse a que la gente vive junta por lo que las eventuales separaciones no cuentan como divorcios.

 

El tema se complica por el hecho de que hace una década el gobierno dejó de recoger estadísticas más detalladas sobre el matrimonio y el divorcio que permitieran un análisis más claro de la situación.

 

Canadá: los efectos del divorcio

 

Más datos sobre divorcios vienen de Canadá, en la edición de mayo de Health Reports, publicado por el organismo del gobierno Statistics Canada. La agencia calculaba que en Canadá se estima que 4 matrimonio de cada 10 terminará en divorcio antes de celebrar su 30º aniversario.

 

Los datos más recientes disponibles del Registro de Divorcios son de 2003 y mostraban que cerca de 71.000 parejas casadas se divorciaron ese año.

 

El informe dedicaba una parte a detallar los efectos del divorcio. Los estudios detallados de Estados Unidos y Europa surgieren que, en comparación con las personas que siguen juntas, quienes ven como se rompe su matrimonio corren más riesgo de problemas de salud mental, en especial de depresión.

 

A la disolución del matrimonio suelen seguir dificultades económicas, añadía el informe. Este es el caso sobre todo para las mujeres, que según los datos de un estudio de 10 años en Canadá, entre 1994/1995 y 2004/2005, es tres veces más probable que experimenten un importante descenso de ingresos en el hogar tras el divorcio.

 

El estudio de Canadá también confirmaba la experiencia del extranjero que muestra un nexo entre divorcio y depresión. Este nexo está presente incluso cuando no se toman en cuenta otros sucesos que suelen acompañar a la ruptura, como el descenso de ingreso y la disminución de apoyo social.

 

El estudio mostraba que son los hombres los que corren más riesgo de experimentar depresión tras el divorcio.

 

“Bien de los pueblos y de la humanidad”

 

La vida familiar sigue siendo un tema frecuente en los discursos de Benedicto XVI. La familia “ha sido y es escuela de la fe, palestra de valores humanos y cívicos, hogar en el que la vida humana nace y se acoge generosa y responsablemente”, observaba el 13 de mayo en su discurso de apertura del V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.

 

El Papa también observaba que la familia se enfrenta a situaciones adversas debido a las fuerzas del secularismo, del relativismo ético, de la pobreza y de la legislación que debilita el matrimonio. Es indispensable, animaba, que la Iglesia emprenda un vigoroso cuidado pastoral de las familias.

 

Además, continuaba el pontífice, es indispensable promover la vida familiar a través de adecuadas políticas públicas. “La familia forma parte del bien de los pueblos y de la humanidad entera”, afirmó el Papa.

 

Por el padre John Flynn, L. C.

 

Artículos relacionados:

 

Pese a los 2.500 euros, “España aún es el país de la UE-27 que menos ayuda a la familia”

 

La ruptura familiar le cuesta 24.000 millones de libras a la sociedad británica

 

Dos años de divorcio exprés: epidemia de rupturas familiares

 

Las 10 ventajas del matrimonio y la familia natural sobre cualquier otra opción

 

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   2 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC