Un estudio revela que el aborto aumenta un 83% el riesgo de problemas de salud mental

El aborto inducido de un primer embarazo aumenta el riesgo de problemas de salud mental posparto. Es lo que concluye un estudio publicado por la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública.

El paper, titulado Efectos de la pérdida del embarazo en la salud mental posparto posterior: un estudio de cohorte longitudinal prospectivo, se basa en más de 1,9 millones de mujeres, que concluye que el riesgo de atención psiquiátrica posparto que requiera hospitalización aumenta en un 83 por ciento.

La pérdida del embarazo, natural o inducida, está relacionada con tasas más altas de problemas de salud mental, pero se sabe poco sobre sus efectos durante el período posparto, constata el estudio de David C. Reardon (Elliot Institute) y Christopher Craver (Instituto Charlotte Lozier).

Este estudio identifica los porcentajes de mujeres que reciben al menos un tratamiento psiquiátrico posparto (PPT), definido como cualquier tratamiento psiquiátrico (ICD-9290-316) dentro de los seis meses posteriores a su primer nacimiento vivo, en relación con su historial de pérdida del embarazo, historial de tratamientos previos de salud mental, edad y raza.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

La población analizada está formada por mujeres jóvenes elegibles para Medicaid en los estados que cubrieron todos los servicios reproductivos entre 1999 y 2012. De 1.939.078 beneficiarias de Medicaid con un primer nacimiento vivo, 207.654 (un 10.7%) experimentaron al menos un PPT y 216,828 (un 11.2%) tuvieron al menos una pérdida de embarazo previa.

Un historial de tratamientos previos de salud mental (MHT) fue el predictor más fuerte de PPT, pero un historial de aborto también es otro factor de riesgo importante, según el estudio. En general, las mujeres con una pérdida de embarazo anterior tenían un 35% más de probabilidades de requerir un PPT.

Cuando se examinan con mayor detalle las interacciones de la salud mental anterior y la pérdida del embarazo anterior, se revelaron efectos importantes de estas combinaciones. Aproximadamente el 58% de aquellos cuya primera THM fue después de una pérdida de embarazo requirió PPT.

Además, más del 99% de las mujeres con antecedentes de THM un año antes de la primera pérdida del embarazo requirieron PPT después de sus primeros nacidos vivos.

Estos hallazgos revelan que el aborto (natural o inducido) es un factor de riesgo para el PPT, y que el momento de los eventos y el período de tiempo para considerar la salud mental previa en la investigación sobre la pérdida del embarazo pueden cambiar significativamente los efectos observados.

Los médicos deben buscar una convergencia de antecedentes de THM y pérdida de embarazo previa al evaluar a las mujeres embarazadas, a fin de hacer las derivaciones adecuadas para recibir asesoramiento.

Más del 99% de las mujeres con antecedentes de THM un año antes de la primera pérdida del embarazo requirieron PPT después de sus primeros nacidos vivos Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú