Ada Colau promueve el villancico de ideología de género

El nuevo esperpento protagonizado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prosigue en su objetivo de desnaturalizar la Navidad y de reírse de ella. Todo ello después de que el iluminado de la ciudad sea cada vez menos lustroso y que el tradicional pesebre de la plaza de Sant Jaume no sea un pesebre.

Su última idea ha sido la de apoyar fervientemente un supuesto villancico tendenciosamente feminista que ha sido creado por la Comisión de Género de la AFA del Colegio Fructuós Gelabert, un centro público de educación primaria y de infantil, que tiene alumnos hasta los 11-12 años.

El villancico titulado ‘Atrapades en el génere’ («Atrapados en el género», en castellano) tiene un estribillo que se repite de la siguiente manera: «Cuando te digan que es de nenas, huye, huye, huye. Cuando te digan que es de niños, huye, huye, huye».

La canción narra un episodio en el que una persona está mirando el catálogo de juguetes de una tienda infantil y afirma: «por qué todos son princesas que te hacen sentir ofendida. Por qué todos los héroes han de ser boys».

Ada Colau lo considera «imprescindible»

Colau agradece el villancico al colegio y considera «imprescindible» escucharlo antes de hacer el belén o la carta a los Reyes Magos.

La letra sostiene, «Me dicen que puedo escoger, pero ahora me hacen dudar, ¿por qué no encuentro a Batman jugando con las cocinitas?»

También se describe otro contexto en el que se describe un contexto familiar antes de cenar, y se afirma: «Y, ¿quién pone la mesa? ¿Quién sirve la comida? Abuelas, madres, tías: todas a pringar».

«Volvemos de santa Llucía -afirma otra parte del villancico feminista-, la feria es tradición, con la familia vamos tanto si llueve como si no. Está la mujer que lava, la vieja que hila, la virgen maría, ¿pero quién son los «protas»?, tres reyes, un niño rubio y el caganer. Este año en el pesebre, cambiamos la tradición, pondré una caganera en aquel rincón y el que lave la ropa será un pastor».

La canción reivindica también el ballet para niños y la ropa unisex en las tiendas. Además, dando por hecho que los niños no son libres de escoger con lo que quieren jugar concluye afirmando: «Si jugamos a lo que nos gusta seremos libres de verdad. Es igual si es niño o niña: bajo, trans o despeinado».

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

3 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú