La Administración Biden quiere obligar a los médicos a realizar operaciones de cambio de sexo

La Administración Biden presentó una apelación el martes contra una orden judicial federal de enero en Dakota del Norte que decía que el gobierno no puede obligar a los médicos a realizar controvertidas cirugías de “reasignación de género” contra sus conciencias.

El abogado Luke Goodrich, quien se desempeña como abogado principal del bufete de abogados  Becket, que ayuda a los valores religiosos, calificó la medida como un intento de establecer un “Mandato Transgénero” y agregó que es “malo para los pacientes, los médicos y la libertad religiosa”.

“La Administración Biden dice que puede castigar a los médicos y hospitales por ‘discriminación sexual’ a menos que realicen procedimientos controvertidos de transición de género”, explicó Goodrich en una serie de tweets. “Un tribunal anuló este #TransgenderMandate en enero… Pero la Administración Biden acaba de apelar”.

“Los demandantes son médicos, hospitales y clínicas religiosos que sirven con alegría a todos los pacientes sin importar su sexo o identidad de género”, continuó Goodrich. “Brindan de manera rutinaria atención de primer nivel a los pacientes transgénero para todo, desde el cáncer hasta el resfriado común”.

Entre los demandantes también se encuentran aquellos que “brindan millones de dólares en atención gratuita y de bajo costo a los ancianos, los pobres y los desatendidos”, y esa atención ahora está “comprometida por el intento del gobierno de castigarlos con multas multimillonarias”, dijo Goodrich.

Goodrich también señaló que los pacientes se verían perjudicados por el ataque del gobierno a los proveedores médicos religiosos y otros proveedores de servicios médicos disidentes, ya que “existe amplia evidencia de que ciertos procedimientos de transición de género pueden ser profundamente dañinos”.

Goodrich citó una declaración oficial de un caso judicial reciente (2019) del Quinto Circuito: “No hay consenso médico de que la cirugía de reasignación de sexo sea un tratamiento necesario o incluso efectivo para la disforia de género”.

Incluso los funcionarios médicos bajo la administración de Obama estuvieron de acuerdo en que los medicamentos y las cirugías de “transición de género” no han demostrado al menos que sean efectivos para mejorar la salud de los pacientes con disforia de género, continuó Goodrich. “Y hace solo unas semanas, un estudio encargado por NHS England encontró evidencia ‘muy baja’ de la efectividad de los ‘bloqueadores de la pubertad’ y las hormonas de sexo cruzado”.

“La Administración Biden no debería haber apelado”, concluyó Goodrich. “Pero esperamos otro fallo que proteja a los pacientes, se alinee con la investigación médica actual y garantice que los médicos no se vean obligados a violar sus creencias religiosas y su criterio médico profesional”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú