fbpx

Armas y aborto

En 2021 se produjeron en los Estados Unidos 693 tiroteos masivos, con un total de 702 muertos y 2.884 heridos, según datos de la Gun Violence Archive, organización sin ánimo de lucro que lleva la cuenta de los tiroteos. Se califica de masivos a tales tiroteos cuando la cifra de heridos es al menos de cuatro. No se cuentan como masivos si el número es inferior.

Algunos casos con mayor número de fallecidos son los que aparecen en los medios de comunicación, pero la mayoría, con solo algún muerto o varios heridos, suceden en barrios marginales y de minorías raciales y alcanzan muy escasa difusión en los medios.

En los primeros seis meses de 2022 las dos matanzas mayores son las sucedidas en Buffalo (Estado de Nueva York) con 18 muertos, y en Uvalde (Texas) con 19.

De manera persistente se plantea la conveniencia de limitar la venta de armas, pero no se consigue avanzar por la oposición de la mayor parte de los republicanos en la Cámara de Representantes y en el Senado, sumado a la fuerte presión de organizaciones como la Asociación Nacional del Rifle. También porque una parte muy importante de los ciudadanos norteamericanos son partidarios de tener armas, estando asumido por muchos el sentido de autodefensa sin tener que esperar a que lo haga la policía.

Estados Unidos es el país del mundo con más armas en manos de particulares. Hay 120 armas por cada 100 habitantes. Además, una parte importante son armas automáticas de gran potencia de fuego, armas de guerra en el sentido más literal de la palabra, no simplemente para uso cinegético o para posible autodefensa.

En los países de la Unión Europea están en manos de particulares 15 armas por cada 100 habitantes, es decir, la octava parte de los Estados Unidos. Aun así, se producen algunos casos como el sucedido hace pocos días en un centro comercial de Copenhague.

Personalmente soy partidario de reducir, incluso erradicar, tal comercio libre de armas. Y, además, ir a las causas por las cuales son tan frecuentes aquellos hechos. Ver porque en aquella sociedad hay tantos desquiciados, personas emocionalmente heridas, quizás marginadas de una u otra manera, y que viven en un clima de violencia. Ahí está la base, aunque es cierto que si no tuvieran armas a mano no se producirían tantos crímenes.

Reconociendo la gravedad del asunto, no está de más establecer el paralelismo con otros asesinatos, y en concreto con los del aborto provocado. En 2020, en Estados Unidos se produjeron 930.160 abortos. Es decir, por cada muerto en tiroteos hubo más de 1.300 niños abortados. Y desde que estuvo vigente la sentencia del caso Roe&Wade, en 1973, se calcula que en Estados Unidos se han producido al menos 50 millones de abortos.

Grave es lo que sucede con las armas, pero a la vista de las cifras queda muy pequeño al compararlo con el daño del aborto. Curiosamente, sin embargo, muchos que se oponen a las armas en manos particulares promueven el aborto. Entre ellos el presidente Joe Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Son muestras de una sociedad enferma. Merecería la pena que lo revisaran. La reciente sentencia del Tribunal Supremo revocando la Roe&Wade podría ser una buena oportunidad.

En 2020, en Estados Unidos se produjeron 930.160 abortos. Es decir, por cada muerto en tiroteos hubo más de 1.300 niños abortados Clic para tuitear
Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.