Barcelona, SOS del Rey Católico, Madrid. El feminismo de género se apodera de la realidad

A tenor de los hechos, la realidad es hoy aquello que dicta el feminismo de género. El examen de lo que los medios publican o editan un día cualquiera constata que es su agenda política la que determina lo que ha sucedido. Por ejemplo, este 23 de septiembre los informativos de “La Cuatro” parecían una página de sucesos, lo cual ya es una deformación. Pero, además unos sucesos que tienen una sola víctima, la mujer, y un solo culpable, su pareja. Solo se escapa de la norma una paliza a un travesti de Valladolid, que es una variante, la LGBTI del mismo discurso del feminismo de género. Puede parecer una anécdota, pero no lo es. Los homicidios en España han quedado reducidos al feminicidio de pareja, aunque en realidad sean solo una pequeña parte del total de muertes provocadas. Incluso, los homicidios de mujeres a cargo de otras personas distintas al marido, novio, o amante, no existen.  A pesar de que sean solo 34, a 17 de septiembre, la cifra más baja desde que existen datos, para cerca de 20 millones de mujeres mayores de 18 años, y sobre un total de casi 300 homicidios, una buena parte de ellos también contra mujeres, aunque no sea su pareja quien los cometa. Todas estas proporciones se ignoran. El resultado es que España es uno de los países de la Unión Europea con menor tasa de asesinatos, también de mujeres, a pesar de que las informaciones creen el clima contrario.

Esta presión ambiental ha construido ya una mentalidad, que la expresa bien una pequeña población aragonesa de 600 habitantes, SOS del Rey Católico, que, habiendo descubierto en su término municipal una mujer muerta totalmente desconocida, convocaron una manifestación contra la violencia de género. La Guardia Civil no tardó en encontrar al culpable confeso: era otra mujer, compañera de la víctima, tal y como informaban los periódicos el domingo 23 de septiembre. Esa mentalidad se expresa siempre y en muchos ámbitos impelidos por el poder. Es el caso del Pregón de las fiestas de la Mercè, de este 22 de septiembre, que inaugura la Fiesta Mayor de Barcelona. Realizado por segundo año consecutivo por una militante feminista, Leticia Dolera, termino su intervención apelando “a disfrutar de una Mercè feminista y libre de agresiones sexistas”, como si ese tipo de agresiones hubieran sido alguna vez una característica de las fiestas de la ciudad. Así se señala una y otra vez, como si fuera una cuestión vital un problema que por su prevalencia es secundario y de escasa relevancia por su impacto en las preocupaciones de los españoles, como muestran los barómetros demoscópicos del CIS. Lo que sí que hay en Barcelona, y que la pregonera oficialista omitió cuidadosamente, es una creciente inseguridad desde que Colau gobierna la ciudad, convirtiéndola en la población con más delitos de España, hasta desencadenar protestas y manifestaciones ciudadanas. Pero no, ese problema no existe, los robos, agresiones, vandalismo, drogas, asaltos a viviendas, todo eso no cuenta en el pregón denuncia de sus lacras.

No se trata de menospreciar las agresiones a mujeres. No, esa no es la cuestión, sino el hecho de que su uso desmesurado intenta modelar las mentes de las personas en un determinado sentido perseguido por el feminismo de género, que no corresponde a la realidad, y a la vez, esconde, disfraza cuestiones mucho más graves.

Y esto se traduce en el orden de prioridades políticas. ¿Qué han hecho Pedro (Sánchez) y Pablo (Iglesias) en su último encuentro negociador? Apresurarse a crear un grupo de trabajo feminista para la negociación de los Presupuestos del 2019.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El feminismo tal y como está planteado, el surgido de la perspectiva de género, es una ideología política que persigue un modelo preciso de sociedad y, en consonancia, una modificación de las instituciones y sus fines. Poco tiene que ver con la igualdad, y mucho con el poder y la hegemonía. Un Estado de derecho no puede asumirla como sucede en España, y continuar siéndolo.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Es la fiesta de la MARE DE DEU DE LA MERCE, alcaldesa perpetua de Barcelona y Princesa de esta ciudad.
    Solo los comunistas y los tontos la llama “la merce” como la vecina del tercero o la pescadera de la esquina, por cierto INMACULada colau forma entre los comunistas.

    Responder
  • Menudo chasco se debieron llevar las feministas aragonesas cuando se descubrió que la persona autora del asesinato había sido otra mujer, para más inri, su pareja lesbiana.

    ¿Cuántos asesinatos en parejas de lesbianas habrá y se nos escamotean informativamente hablando?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú