El Papa Francisco rechaza la renuncia del cardenal Marx

En una carta publicada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede el jueves, el Papa Francisco rechazó la renuncia del cardenal Reinhard Marx como jefe de la Arquidiócesis de Munich y Freising.

El cardenal Marx había ofrecido su renuncia en una carta “confidencial y personal” que posteriormente fue entregada a la prensa con el permiso del Papa.

“Para mí es importante compartir la responsabilidad por la catástrofe del abuso sexual por parte de funcionarios de la Iglesia durante las últimas décadas”, explicó el cardenal Marx en su carta. La crisis ha revelado no solo “fallas personales y errores administrativos, sino también fallas institucionales o ‘sistémicas'”, sostuvo.

Siento que al permanecer en silencio, descuidar la acción y concentrarme demasiado en la reputación de la Iglesia, me he hecho personalmente culpable y responsable”, dijo el cardenal Marx. “Creo que una posibilidad de expresar esta voluntad de asumir la responsabilidad es mi renuncia”.

En su respuesta, el Papa Francisco elogia al cardenal Marx por su “coraje cristiano, que no teme a la cruz”.

El Papa insiste en que la Iglesia debe afrontar la crisis de abusos “desde nuestra fe pascual”, diciendo que “afrontar la crisis, personal y comunitariamente, es el único camino fructífero”.

También señala su acuerdo con la caracterización del cardenal Marx de la crisis de abuso sexual y encubrimiento en la Iglesia como “una catástrofe”, y dice, “no podemos permanecer indiferentes ante este crimen”. En cambio, “enfrentarlo significa ponernos en crisis”.

El Papa Francisco expresa su opinión de que “todo obispo de la Iglesia debe afrontar [la crisis] y preguntarse: ‘¿Qué debo hacer ante esta catástrofe?’”. Los obispos, dijo, están llamados una vez más a adoptar una actitud de culpabilidad por los “errores del pasado… incluso si personalmente no participamos en esa coyuntura histórica”.

Y explica que siente que los hombres y mujeres de la Iglesia deben “entrar en la crisis y dejarse reformar por ella”. El Papa añade que sólo a través de la “humilde confesión” la Iglesia se “salvará”: “Y entonces sentiremos esa vergüenza curativa que abre las puertas a la compasión y la ternura del Señor que siempre está cerca de nosotros”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El Papa Francisco cierra su carta asegurando al cardenal Marx su amor y comprensión, señalando el ejemplo de San Pedro que, “a su manera”, ofreció su renuncia a Jesús, diciendo: “Soy un pecador”. El Papa invitó al cardenal Marx a “pensar en lo que sintió Pedro” en ese momento, y recordar la respuesta de Jesús: “Apacienta mis ovejas”.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú