fbpx

La Comisión Europea retira en 5 horas la recomendación de felicitar «las Fiestas» y no «la Navidad»

La Comisión Europea no ha tardado más de cinco horas en retirar el dosier titulado Directrices para una comunicación inclusiva en el que se recomendaba no felicitar «la Navidad», sino «las Fiestas», a fin de que los funcionarios de la UE se comunicasen de una manera supuestamente más integradora.

El documento, que vio la luz pública tras ser publicado en el diario italiano Il Corriere della Sera, recomendaba evitar «considerar que alguien es cristiano» y dejar de hacer referencias de dicho carácter, porque es necesario, añadía, «ser sensible al hecho de que las personas tienen tradiciones religiosas diferentes». Por ello, sugería sustituir expresiones como «el período navideño» por «el período de vacaciones».

Ahora, una vez conocidas públicamente las directrices de este documento interno, la Comisión Europea ha salido al paso y ha asegurado que, por el momento, esta guía esta retirada y aún en proceso de estudio, según informa el diario El Español.

«Estamos analizando las preocupaciones [generadas por el documento] con el fin de abordarlas en una versión actualizada de sus pautas», ha comunicado a través de su perfil en la red social Twitter Helena Dalli, la comisaria europea de Igualdad. «No es un documento definitivo y dichas pautas necesitan más trabajo», agregó Dalli.

Una vez fue publicada la circular por parte del diario italiano, Bruselas especificó que solo quería «invitar» a quienes trabajan en la UE a emplear un lenguaje más consciente y no excluyente: «Debemos ofrecer siempre una comunicación inclusiva, garantizando así que todos sean apreciados y reconocidos independientemente de su sexo, religión u origen étnico».

Pero, según el Corriere, el alcance de esta versión de la guía iba más allá: recomendaba evitar decir «ciudadano inmigrante», porque no incluye a los que no tienen la ciudadanía; «viejo», porque es despectivo para los ancianos; debe evitar mencionarse parejas al azar como «John y Mary», porque sólo son nombres comunes en el Occidente y no representan a todos los ciudadanos; y empezar un discurso con «señoras y señores» tampoco es apropiado, por lo que recomienda un «queridos compañeros».

Se trata de la dictadura del lenguaje de lo políticamente correcto y de la imposición del laicismo agresivo, que pretende relegar cualquier manifestación religiosa a la esfera privada.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú