Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola (2)

El padre jesuita mallorquín Jerónimo Nadal precisó 14 días en la primera semana o primer tiempo en los ejercicios que le dirigió padre Ignacio. Me fío del relato oral (eso de los 14 días) de quien me dirigió una tanda en este siglo XXI. Este entonces futuro jesuita era reacio a esto de los ejercicios. Estudiando en La Sorbona de París rehusó hacer ejercicios con el fundador de la Societate Iesu o jesuitas, entonces Ignacio de Loyola sin san. Allí coincidió con él. El padre Nadal ha sido uno de los grandes padres jesuitas y sucesor de San Ignacio al frente de la Compañía de Jesús o Societate Iesu (siglas S.I.).

¿Qué trato de decirles? Que las cosas de Dios aparecen en nuestras vidas de los modos más imprevistos. Dios nos habla a través de ellos. No siempre le hacemos caso a Él a la primera. Cuando nos damos cuenta debemos elegir siempre. No siempre elegimos. Creemos que lo hacemos. Me refiero a la elección que va más allá de escoger lo que en apariencia está bien. Vemos normalmente la frontera abismal entre el bien y el mal. ¿Pero nos preguntamos siempre qué quieres Señor de mí? Elegir bien en todo requiere hacerse esta pregunta en todo. Pregunta que declinamos bastante.

Eso del primer tiempo o primera semana, a veces casi siempre, es el más arduo. Pues confesarse, acercarse con confianza al Sacramento de la Penitencia, es un paso difícil. No lo es en el simple formalismo externo, sobre todo si uno ha recibido instrucción catequética desde niño. Lo que resulta difícil es el examen particular y cotidiano de conciencia. Se pasa por alto hacerlo como cosa habitual bien hecha. Lean los puntos [24], [25] y [26]. Los puntos [27] a [31] era el modo de llevar la propia agenda en aquel tiempo. Es gracias a este examen particular y cotidiano que podemos acceder al examen previo de la confesión sacramental referida en los puntos [32] a [43].

Es entonces cuando cobra relieve la confesión general con la comunión propuesta en el punto [44]. En la práctica, el acto de confesarse es una confesión general de vez en cuando sin mucha preparación previa. Esto suponiendo que uno disponga de confesor al alcance en tiempo hábil. Pastoralmente, ahora con pandemia y antes sin ella, ¿ cuándo es el tiempo hábil en día laborable para una persona que trabaja? ¿Y para una persona pensionista como yo? ¿Y en día festivo? En todo caso, en toda tanda de ejercicios espirituales es factible siempre el punto [44]. De no serlo no serían ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola. La palabra tanda se refiere a los días consecutivos de retiro orante meditativo y contemplativo con desconexión de todo (teléfono móvil incluido).

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

En la práctica un par de veces al año, en Adviento y en Cuaresma, hay un tiempo homologado parroquial, en horario digamos asequible, para la administración del Sacramento de la Penitencia. Se trata de ceremonia pastoral colectiva con confesión individual y la intervención de más de un sacerdote. ¡Varios confesores en simultáneo!  Cabe acceder a un templo determinado cualquier día para confesarse con sacerdote esperando dentro del confesionario. Es lo propicio cuando quieres confesarte. Incluso puedes elegir la hora más conveniente dentro del horario de apertura de los templos y de confesionarios. No sucede esto en las poblaciones pequeñas. Sucede en las grandes y sucede mucho más en las muy grandes, aunque ello requiera un desplazamiento en transporte público urbano o interurbano. Sucede solo en determinados y escasos templos.

El acto de confesarse sacramentalmente es el de borrón y cuenta nueva en lenguaje coloquial. La pandemia ha provocado que la confesión sacramental sea tras la rejilla del confesionario también en el hombre y no solo en la mujer. ¡Mascarilla colocada en el penitente y mascarilla colocada en el sacerdote para confesarse sacramentalmente en la actualidad dejando distancia y rejilla para no contagiarse de Covid-19!

http://cristorey.org/wp-content/uploads/doc-ee.pdf

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú