Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola (3)

El peregrino Íñigo permaneció tres días en Montserrat, recluido en la ermita de San Dimas, para preparar la confesión general por escrito de su vida pecadora. Confesión ante el monje benedictino francés Xanon o Chanones. Después de oír misa en el Santuario, depositando espada y puñal como ofrenda, el día 25 de marzo de 1522 descendió la montaña vestido de sayo. Al partir regaló su vestimenta militar. Deambuló un tiempo por la ciudad de Manresa, algo o mucho desaliñado. Tenía que dar con el lugar. El lugar de la Santa Cueva de Manresa, muy por encima del nivel del río Cardener al otro lado de la población, desde donde se divisa muy bien la montaña de Montserrat. Fue el lugar de sus Ejercicios Espirituales inspirados por Dios.

Es lógico – pienso yo – que el punto de partida relator de los ejercicios legados sea la confesión sacramental. No sucede así (la confesión de inicio), en las tandas de ejercicios espirituales. Sí parece que es así en la redacción original del libro legado, en cuanto al relato del examen general de consciencia para limpiarse y para mejor se confesar. Punto [32] a punto [42]. Es preciso seguir el orden cronológico de finalizar este primer tiempo con dos meditaciones acerca de dos realidades y por este orden teológico: a) PECADO b) INFIERNO. La confesión sacramental tiene lugar después de haber meditado sobre esto. El planteamiento original del Peregrino destaca, punto [44 3º], que la “confesión general se hará mejor inmediatamente después de los exercicios de la primera semana”. El primer tiempo o semana finaliza, pues, con la confesión general sacramental.

En la práctica actual habitual se trata de solo dos meditaciones sobre el pecado y el infierno. En el planteamiento original legado hay una primera meditación sobre el pecado, a la que le siguen tres más repetitivas. O sea, cuatro en total acerca del PECADO: [punto 45 y siguientes], [punto 55 y siguientes], [punto 62 y siguientes], [punto 64]. Solo después hay una sola meditación sobre el INFIERNO [punto 65] y no cuatro. Con un colofón o nota que señala [punto 72] que se trata de cinco (CINCO) (5) ejercicios diarios, señalando incluso menos de 5 dependiendo de la edad, la disposición y la fiebre en el ejercitante. Ejercicios Espirituales no quiere decir ametrallamiento espiritual ¡aquí te predico, aquí te callas y tú me escuchas! Quiere decir ¡aquí te expongo sucintamente y tú, ejercitante, te insertas desde tu silencio interior en la meditación reflexiva, tranquila y sin ruidos ambientales!

Finaliza este primer tiempo o semana con unas “addiciones para mejor hacer los exercicios y para mejor hallar lo que desea. La primera addición es, después de acostado, ya que me quiera dormir, por espacio de un Avemaría, pensar a la hora que me tengo de levantar y a qué, resumiendo el exercicio que tengo de hacer”. Con el punto [90] finaliza la primera semana o tiempo. ¿Qué tiene de particular esta primera semana o primer tiempo? La importancia del pecado, pero no en genérico. La importancia del pecado en mi vida que no es lo mismo. La importancia del cómo examinar mi propia conciencia ante Dios y sin ningún intermediario. La importancia de mi silencio interior inserido en la tranquilidad y paz anónima exterior. ¡Y la importancia de mi confesión sacramental a continuación!

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Cuando Íñigo de Loyola hizo esto, se había desecho de todos sus bienes materiales y, algo cojo de por vida, había peregrinado de Loyola a Montserrat en compañía de una mula sin ocultar su pasado militar y su cojera. Se hizo pobre voluntario aspirando a otro camino en el camino de su vida. Carecía de estudios. Necesitó solo 20 días en Barcelona para embarcarse hacia Tierra Santa después de sus ejercicios. Tras su regreso de ese su primer viaje a Tierra Santa empezó a estudiar Gramática durante los dos años que residió en ella. ¡Pidiendo limosna para vivir! En la Basílica de Santa María del Mar hay una placa visible que recuerda el hecho. Los turistas lo saben y se acercan a ella.

Aclaración 1. La impresión del vínculo al que aludo en cada entrega es en tamaño DIN A4. Una vez impresas mis 50 páginas y debidamente colocadas en archivador de fundas de plástico, me permite guardar el texto original editado en tamaño cuartilla para que no se deteriore. Las páginas 49 y 50 contienen las palabras y expresiones castellanas antiguas presentes en el texto con su traducción.

Aclaración 2. El peregrino lanza unas reglas para el mejor aprovechamiento. En concreto [313] a [327] las 14 reglas para en alguna manera sentir y cognoscer las varias mociones que en la anima se causan; las buenas para rescibir y las malas para lanzar; y son mas propias para la primera semana.

http://cristorey.org/wp-content/uploads/doc-ee.pdf

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú