El director de teatro Milo Rau critica la “eutanasia” contra los discapacitados en su nueva obra

Milo Rau es el director de moda en el panorama teatral europeo. El artista suizo está impactando a la sociedad con su interpretación sobre la violencia y sobre cómo presentarla.

Previamente a su aterrizaje en el Lliure de Barcelona con su nueva obra, ‘Los 120 días de Sodoma’, Milo sorprendió con Hate radio, sobre el genocidio en Ruanda, o con El ensayo, sobre el asesinato de un joven gay en Bélgica.

Ahora el director se atreve a abordar la “eutanasia” que se practica con el colectivo de discapacitados en su nueva propuesta. Y lo hace a su estilo: contando con actores que también son discapacitados intelectuales de la Schauspielhaus Zürich junto a los de la compañía suiza Theater Hora.

La obra en cuestión es una propuesta que tiene su origen en el marqués de Sade y que Pier Paolo Pasolini releyó en formato de película bajo el título Los 120 días de Sodoma.

“Vi la película cuando tenía 19 años en París y quedé impresionado por su extremo nihilismo, matan a todo el mundo, es difícil imaginar qué habría hecho Pasolini como siguiente película si no le hubieran matado a él”, afirma el director.

Milo Rau: “El 99% de los discapacitados son abortados”

Rau explica que la idea vino de constatar que los análisis prenatales dan como resultado el aborto del 99% de los discapacitados mentales. “No son concebidos ya. Estos actores son la última generación en Suiza”, señala.

Es una especie de eutanasia -explica-, de selección contra esta gente, que a la vez obtiene premios. La chica que interpreta a Jesús en Los 120 días de Sodoma, porque en ella hay una mezcla con El evangelio según Mateo, se convirtió en actriz del año en mi país en el 2016. Pedimos transgresión en escena, pero en la realidad la normalización de todo, también de los hijos, gracias a la técnica, es cada vez más exagerada”.

El director explica que precisamente es la estética de Pasolini la que le llama profundamente la atención: “le gustaba la gente normal, no perfecta, los proletarios, sin educación, los italianos normales. Y decía que con el consumismo y la técnica todo eso estaba desapareciendo, era pesimista. Él situaba Los 120 días en Saló, una especie de metáfora del fascismo, pero hablaba de los setenta. En ese consumismo pequeño burgués, veía que la vida real de la gente estaba desapareciendo. Yo he llevado esa idea a discapacitados. Porque todas estas posibilidades humanas están ahora desapareciendo”.

la obra se pregunta la razón por la que la sociedad nos empuja a abortar a los discapacitados. En este sentido, en la obra un actor cuenta su propia experiencia que le llevó a abortar a un hijo con discapacidad mental.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

El aborto es un derecho importante de cómo quieres vivir -afirma Rau-. Pero es diferente cuando toda la sociedad esté abortando gente discapacitada. La desaparición de un tipo de humanidad es extremadamente cuestionable. Dice mucho de cómo vivimos, de cómo de efectiva y más efectiva se ha convertido nuestra vida diaria“.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú