Exclusión social: una tarea pendiente

Tras más de diez años del estallido de la crisis económica, el número de españoles que se encuentran en exclusión social o riesgo de pobreza sigue aumentando. A tenor de los datos publicados por  la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN-ES), actualmente más de 12 millones de personas en España se encuentran en esta situación.

El punto crítico para España se registró en 2014, cuando cerca de un tercio de la población (29,2%) se situaba en riesgo de caer en la pobreza y, desde entonces, la proporción ha ido cayendo ligeramente año tras año. El punto negro para la UE se registró en cambio dos años antes, en 2012, cuando la tasa de exclusión a nivel comunitario alcanzó el 24,7%, desde entonces, 8,2 millones de ciudadanos comunitarios han salido de la vulnerabilidad.

Pero el escenario es aún más inquietante si se tiene en cuenta que se supera a las cifras del 2008 por 1,2 millones de personas. Los resultados del informe, elaborado con datos del INE y de Eurostat, rompen con los estereotipos que igualan exclusión con indigencia. La pobreza se esconde muchas veces en hogares normalizados. El riesgo de vulnerabilidad aumenta cuando se tienen hijos y alcanza a la mitad de hogares monomarentales (encabezados en más de un 80% por madres). Todos los indicadores son peores para las mujeres, para las personas con discapacidad y para los niños. Y la pobreza se ceba con los jóvenes. La población de 16 a 29 años es la gran perdedora de la crisis, junto a los parados, según el estudio de EAPN-ES.

Casi 2,5 millones de personas padecen privación material severa en España, el único de los tres indicadores que aumenta este año, al pasar del 5,1% de 2017 al 5,4%. Esto quiere decir que no pueden permitirse al menos cuatro de los nueve indicadores que se estudian, entre ellos, tener una lavadora en casa, afrontar gastos imprevistos o una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

En cuanto a la tipología de las personas que están en riesgo de exclusión social, en los últimos años ha cambiado su composición. En 2018, un tercio (29,5%) de los menores de 18 años en España se encontraba en riesgo de pobreza y exclusión social, frente a un 17,6% de quienes tienen más de 65 años. En la pobreza también hay brecha de genero: afecta más a ellas (17%) que a ellos (25,1). El empleo ya no asegura salir de la pobreza. En España, un 14,6% de los trabajadores se encuentra en riesgo de exclusión social. Entre los desempleados, la vulnerabilidad afecta a casi uno de cada siete (65,5%).

 

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú