fbpx

El plan abortista de Irene Montero: eliminar el papel tutelar de los padres


La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha comprometido a regresar a una propuesta muy discutida cuando Zapatero reformó la Ley del aborto en España: permitir a las jóvenes de 16 y 17 años abortar sin que sus padres lo lleguen a saber.

La propuesta no deja de enfrentarse al derecho de los padres a educar y guiar a sus hijos, al menos hasta que sean mayor de edad. Un paso más para liquidar el papel tutelar de los padres sobre sus hijos menores de edad.

Asociaciones pro vida han señalado sobre la iniciativa de Irene Montero que se va a dejar en una situación de desprotección a las adolescentes. Desde la Fundación +Vida y desde el Foro de la Familia la argumentación se centró en el rechazo a toda la Ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Una ley que el gobierno de Rajoy modificó en lo referente a las menores, pero desistió de cambiar en su conjunto. Estas asociaciones pidieron así “medidas reales y efectivas” para que las mujeres puedan seguir adelante con sus embarazos.

“Sería un retroceso –se indicó desde Derecho a Vivir– porque se disminuyen las garantías de las menores ante el drama del aborto y se impide a los padres ejercer el derecho de formación y consejo a sus hijos conforme a sus valores”.

Desde la Associació de Drets Sexuals y Reproductius, de la que depende el Centre Jove d´Atenció a les Sexualitats, Silvia Aldavert explicó a La Vanguardia que la mayoría de menores acude –al margen de las leyes en vigor– con sus madres. Pero hay un pequeño grupo de chicas en situación de violencia en sus hogares, con desarraigo familiar, incluso algunas que viven ya fuera del núcleo familiar para las que esta reforma es básica, indicó, ya que si no al final se acaba recurriendo a abortos clandestinos o a maternidades no deseadas. También se dan casos de discrepancia familiar por motivos religiosos.

¿Son o no son menores?

La propuesta de Irene Montero no hace otra cosa que aumentar el desbarajuste jurídico que se ha establecido en torno a los menores con respecto al aborto, como el hecho de que puedan acceder a la pastilla ‘del día después’ sin ningún tipo de control y sin autorización paterna.

No deja de sorprender también que la mayoría de edad esté establecida en los 18 años para poder decidir en temas como el votar para elegir a los representantes políticos, obtener el carné de conducir, consumir alcohol o comprar y consumir tabaco.

Sin embargo, aunque a los adolescentes de 16 años no se les considera preparados para optar a estos derechos, el Gobierno sí les supone maduros para decidir sobre la continuidad o no de una vida humana, recurriendo al aborto, o para asumir los riesgos físicos y psíquicos que se derivan del mismo.

De todo ello se deduce que Irene Montero considera estos riesgos menores que los referentes al consumo de tabaco, conducir o simplemente votar. O sea, a los 16 no puedes decidir sobre quién será tu alcalde, pero estás maduro para decidir finalizar una vida humana.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Ayer, 22 de octubre, fiesta de san Juan Pablo II, por intercesión de santo papa polaco, el Tribunal Constitucional de Polonia, ha reconocido el derecho de vivir de los niños enfermos, así que rechazó los abortos eugénicos o por malformación del feto. Todos los niños tienen derecho a nacer y vivir. GRAN DÍA DE LA DEFENSA DE VIDA EN POLONIA. Y ojalá el anuncio de mejores tiempos para la Vida en Europa y en el mundo entero. Gracias, san Juan Pablo II, defensor de la Vida. Intercede por VOX. las familias y jóvenes del mundo entero.

    Responder
  • ¿Y qué pasa cuando la menor quiere llevar el embarazo a término, pero sus padres o tutores quieren que aborte? ¿Quién protege a esta madre? Porque es muy fácil presionarla hasta el punto de que se vea obligada a abortar. Basta con negarle ayuda, por ejemplo. ¿Quién se ocupará de que esta mujer pueda dar a luz a su hijo? ¿Quién respetará su derecho a respetar el derecho a la vida de su hijo? Nadie. El Estado no, desde luego. No le interesa en absoluto. Lo que fomenta es que aborte. Los ginecólogos se lo recomendarán fervientemente, casi se lo exigirán en beneficio de ella misma y de la sociedad. Es tan fácil, y legal, abortar que quien no lo haga cuando se trata de un embarazo «no deseado» se convierte en una persona egoísta que no piensa en los demás.
    La ley actual del aborto no habla para nada de estos casos. Y la ministra de Igualdad, por supuesto, menos que nada. Solo le preocupa que las menores de 16 años tengan todas las facilidades para abortar. Es su forma de promocionar el aborto, porque en su profunda estupidez pseudo-feminista piensa que abortar es empoderarse y librarse del poder masculino, que es igualarse con los hombres, que gozan el privilegio de copular sin quedarse nunca embarazados. Abortar significa que las mujeres tampoco se quedan embarazadas cuando copulan, con lo cual se igualan con los hombres. La ministra de igualdad, Irene Montero, está para eso, para igualar. Lo importante es ningunear al ser humano que vive y crece en el seno de su madre y al que se le quita la vida abortándolo. Es imprescindible que éste no cuente para nada. Que esté excluido de la igualdad en el derecho a la vida. Y gente con esta mentalidad aún se las dan de progresistas. ¿Qué progreso hay en excluir a un grupo de seres humanos del derecho a vivir solo porque aún no han nacido o porque se encuentran en una etapa muy temprana de su desarrollo? Eso es incitación al odio. Eso no es progresar, es hundirse en el fango de la barbarie.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.