La jueza insiste en negarle la libertad “por razones de humanidad” a Eduardo Zaplana, aquejado de leucemia

La justicia y el sistema penitenciario español está basado en una serie de condiciones garantista que protege los derechos tanto de las presuntamente víctimas como los presuntamente delincuentes. Uno de los condicionantes que se tienen muy en cuenta por razones humanitarias es la circunstancia de salud de las personas juzgadas o los que van a ser juzgados.

En la actualidad el caso que juzga al expolítico Eduardo Zaplana tiene al expresidente privado de libertad desde que en mayo ingresó en la cárcel de Picassent por su implicación en el caso Erial. Sin embargo, la situación de salud de Zaplana es muy crítica debido a una leucemia.

Un sistema basado en la reinserción y que pretende ser positivo para la sociedad tiene los mecanismos necesarios para lanzar también un profundo mensaje de amor y respeto al prójimo en circunstancias como las del ex político Eduardo Zaplana. Y es que al margen de participar o no de su ideología y, por supuesto de no estar de acuerdo con sus presuntas acciones delictivas, que aún deben de ser juzgadas, la situación del expresidente de la Comunidad Valenciana es de extrema gravedad y requiere de un sistema comprensivo y humano con su situación.

Cinco negaciones a la excarcelación por su estado de salud

Es por eso que sorprende que la jueza que lleva el caso, haya negado hasta en cinco ocasiones esa posibilidad demandada por el abogado y la familia del político investigado. La magistrado ha negado siempre esa posibilidad aduciendo que existe un riesgo de destrucción de pruebas y de fuga. Asimismo, considera que puede ser tratado en prisión de us enfermedad. Además, la jueza aduce que podría producirse una eventual fuga ya que, según alega en el último informe, “hospitales los hay en todos los países, incluidos los paraísos fiscales”.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 17 Mejores Posts sobre Pornografía

Mónica Oltra considera que el caso de Zaplana “debe abrir una seria reflexión sobre la estancia en la cárcel de personas con un grave estado de salud”, ya que “la prisión no puede ser, además de una condena, un lugar donde empeore tu salud”.

Tanto es así que políticos y médicos han pedido a la jueza que instruye el caso que reconsidere su decisión y posiciones políticas tan alejadas de Zaplana como las de la actual vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, se han posicionado a favor de esta demanda que permita al expresidente salir de prisión “por razones de humanidad”.

Zaplana está enfermo de leucemia y está siendo tratado de esa enfermedad en el hospital La Fe de València, donde está siendo sometido a pruebas. El doctor que lleva su caso, y jefe de servicio de hematología de La Fe, Guillermo Sanz, remitió el pasado 21 de noviembre un informe a la juez en el que señala que “la grave situación de inmunodeficiencia que presenta convierten a Eduardo Zaplana Hernández-Soro es una bomba de relojería, pudiendo sobrevenirle la muerte de forma súbita e inesperada”.

Por otro lado, mientras eso sucede, Zaplana se encuentra ingresado en prisión ya que está implicado en un proceso en el que se le acusa de haber realizado supuestamente delitos de blanqueo de capitales, soborno, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. De todas maneras, la situación del caso es que esa orden es preventiva y el caso no tiene aún fecha concreta para ser juzgado.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú